martes, julio 12, 2005

Los individuos tienen muchas formas de decir como son o como quieren que se les reconozca en la sociedad, una de ellas es el atuendo, todo eso que conforma su vestuario día a día y que los que te ven te reconozcan por ello haciéndote sentir tu mismo como parte de él, existen luego modas, guetos y otras clases de grupos sociales que también se distinguen gracias a sus ropas, incluso el tiempo, hace ver las cosa diferentes, no hace tanto, un individuo iba con las pantalones rotos y una camiseta destartalada y la gente pensaba, es un pobre, vive solo y no tiene quien le arregle etc...., ahora sin embargo, es moda en la juventud, cada época ha tenido sus formas de reconocerse, dentro o no de los grupos sociales que se iban formando en el momento.
Hay prendas clásicas que siempre han dicho algo “lo que sea” de los individuos que las llevaban, un traje y una corbata, pueden ser desde una forma de pensar, un uniforme para trabajar, un requerimiento de un evento, o tu gusto personal, etc.....Os imagináis, un chico joven o con aspecto joven, con corbata, traje y pinao, “patético”irrisorio”, orgulloso parecía el tío, joven, no más de treinta, delgado y atractivo, que vista más horrible, pudiera ser seguidor de Cristo Rey, testigo de Jehová, del Opus, etc...o del P. Popular, en ningún caso nada que me gustase a mi ni a los que estaban conmigo, quizás pueda entender el llevar esas ropas con desgana, pero entonces no iría tan pinado como iba, reconozco que en algunos trabajos lo recomienden o lo exijan, bueno, pero la actitud es de desgana, no veo dentro de mi cabeza, a un joven con la mente sana, ese atuendo y contento ¿quien ha visto a una niña con uniforme del colegio, bien puesta, arreglado el lazo, los calcetines arriba y orgullosa de llevarlo? Yo he llevado uniforme y cuando no me veían las monjas, nos quitábamos los lazos del cuello, los calcetines y todo lo que se podía, lo desfigurábamos, por descontento del atuendo, nadie nos decía si estábamos orgullosas de llevarlo porque ya se notaba que no.
Quizás, si vea pasados los años ese traje con más motivo, dando un giro a la vida y dejando atrás al “joven,“sin dejar de serlo” y con coherencia, pasar de etapa “que no de la edad” como prenda de presentación, no de diario.
Mi corazonada dice que, quien lleve ese traje con corbata, joven de edad y orgulloso de llevarlo, no puede ser “joven de corazón” más bien “encorchetado de mente”.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin animo de ofender, este artículo me parece de una calidad pésima. Podría haber estado bien, quizá, si no fuera tan evidente que el único objetivo es "catalogar" por su atuendo a un joven con el que tu y tus acompañantes os cruzasteis por la calle y que, obviamente, os sirvió para tener algo que criticar. Sólo hacer falta ver cada dia la televisión para ver lo "joven de corazón" que es la gente, que no se conforma con los cotilleos de los cuales "disfrutan" en la televisión, sino que además se dedican a criticar a la gente que se cruzan por la calle (el motivo es lo de menos, si viste con rotos porque es un delincuente y si viste elegantemente porque es "viejo de corazón"). La verdad, es, que no dejan de ser lamentables actitudes así. En cualquier caso, creo que para el chico ha sido algo positivo: resulta que ha causado un efecto, en un grupo de personas desconocido, lo suficientemente grande como para que hablen de él (y escriban).
En cualquier caso, estoy totalmente en desacuerdo con este artículo, por un lado, porque no creo que si en futuro me haya de vestir trajeado, pierda la juventud en mis órganos (física o psíquicamente) indiferentemente de la obligación o libertad que tenga de vestir de una forma, y porsupuesto también, del orgullo con el que camine por la calle. Por otro lado, porque considero que, el "autocatalogarse" a uno mismo (ya que así defines el estilo a la hora de vestir) no es lo mismo que el juicio, o mas bien prejuicio, ajeno por lo cual, el hecho de que una persona tenga su propio estilo y se sienta orgulloso de ello no implica que la gente deba juzgarle. Lo cierto es que si hubieras hablado de mi (que no es el caso), después de leer este artículo caminaría aún más "pinao".
Seguramente se me queden cosas en el tintero (muchas otras no las digo porque mi intención no es molestar)pero sólo quiero hacer una crítica y mostrar mi más absoluto desacuerdo en este artículo, al que no sólo no le encuentro ninguna miga, sino que no me parece en absoluto un artículo constructivo.

marvision dijo...

Bueno, a lo mejor me he pasado y no me gusta pasarme, pido disculpas por haber ofendido tanto a alguien, gracias al que sea por hacerme ver las cosas de otra forma, a veces se disparan las ideas equivocadas perdiendo los puntos de vista, pero para eso están las páguinas como esta ¿no? para la comunicación, si tu, al que no conozco, no me hubieses hablado así , yo hubiese pensado que lo que dije estaba bien, GRACIAS QUIEN SEAS, PERDONA Y DIME QUE LO HAS LEIDO.

aniquitita dijo...

Lo siento, pero yo tampoco estoy de acuerdo con este artículo. Creo que en un momento dado se puede hacer un comentario de algo así (supongo que todos lo hemos hecho) por pura diversión o simplemente por tener ganas de decir algo o que alguien se ría de la tontería, pero no creo que se deba llegar tan lejos como para que esta idea te inspire tantas conclusiones que todos sabemos que no son ciertas, porque a las personas no se las debe juzgar por su aspecto (eso tú lo sabes) cada uno tiene su propio estilo, con el que se siente cómodo, y da igual que quieras ponerte un traje o que te obliguen a ponértelo, siempre lo vas a llevar a tu manera y con tu gracia sea como sea. Te quieran o no, el que te juzgue por eso no merece la pena.

Anónimo dijo...

Hola marlasfer, bien, soy el anónimo que escribio la crítica a tu artículo. Sí, he leído tu respuesta. En primer lugar quería decirte que me alegra si realmente mi comentario te haya servido de algo positivo. Tampoco quiere decir que lo que yo dije estaba bien y lo que tu dijiste no, simplemente intenté hacerte ver que tu artículo estaba juzgando a una persona por su forma de vestir (y/o su forma de caminar).Mi comentario era sólo una crítica constructiva, una opinión, como lo era tu artículo (el cuál sigo pensando que le falta algo que vaya un poco más allá), y las opiniones no estan mal, ni están bien, son sólo eso, opiniones y efectivamente para eso se escriben, para mostrar los puntos de vista de cada uno.
Por otro lado, yo no considero que tengas que pedirme perdón por expresar tu opinión, primero porque no me sentí directamente ofendido (no quise dar eso a entender), y segundo porque si fuera con mi personalidad lo de "autocatalogarme", seguramente no encajaría con la persona de la que se habla, salvo en la frase que utilizó Aniquitita : "siempre lo vas a llevar a tu manera y con tu gracia sea como sea" (y lo que sea).
Además también me gustaría decirte que me parece totalmente humano que nuestras situaciones y estados de ánimos influyan muchas veces en nuestras palabras y actos, pero no podemos (ni debemos) pedir, que las personas juzguen nuestras palabras y actos por nuestro estado personal (sobretodo en un medio de esta índule).
En cuanto a el artículo en sí, me alegro de que no hayas cancelado su acceso. Unas personas estarán de acuerdo y otras no, pero no obtener el resultado esperado o, incluso retractarse de tus "palabras" (que no digo que sea el caso) no es motivo para que no sea leído, pues quizás con él expreses la opinión de otras personas que no tienen el valor de hacerlo por sí mismas.
Para terminar, de nuevo firmaré como anónimo, porque es escaso el tiempo de que mi trabajo y mis estudios me permiten disponer, pero prometo registrarme dentro de un espacio breve de tiempo.
-Gawain-.