domingo, julio 17, 2005

¡Mujeres! ¿Gente de segunda?

He nacido en España, fijaros que suerte ser española, mujer europea, a últimos del siglo XX principios del XXI, con mis derechos “casi” igualados con los hombres, etc......, en fin, hay algunos países en los cuales también hubiera sido una bicoca haber nacido, pero me centro en mi tierra “ESPAÑA” que suerte tuve.
Porque a decir verdad, fíjense y démonos cuenta las diferencias que puede haber, nacer en un lugar u otro siendo fémina, mundo occidental: bastante aceptable, resto mundo: bastante dudoso. Nacer “mujer” en algunas regiones de África: “mutilación del clítoris” para que no sientas placer alguno y seas sumisa al hombre que te designen, arriesgando tu vida al dar a luz a tus hijos, precisamente por defectos de la mutilación “Delicioso ¿NO? Pongamos por caso nacer en China y mujer, claro está: Con la ley que tienen los chinos de no tener más que un vástago por familia, siendo castigadas las familias por tener más hijos etc..etc...., y siendo los hijos más valiosos que las hijas en ese "divino" país, abandonan los padres, a las hijas, en cutres hospicios donde no hay cuidadoras para tantos bebes, todos niñas, hacinándose y convirtiéndose poco menos que en carne viviente, bueno la que sobrevive, menudo panorama si me toca nacer ahí ¿he? Mundo y cultura Árabe, más mujeres: ¿Dónde están las mujeres en este mundo? La verdad se ven poquitas, claro, los árabes tienen a las mujeres en casita, digo yo, será para que no se escapen y si las dejen salir un rato, que sea con “burka”, una especie de vestido con escafandra “pero no para el frío, no, no, con el calor que hace allí” sino, para que no las puedan ver, el resto los hombre, bien y digo yo ¿verán ellas algo? Solo tienen una ventanita en los ojos, mujer MARAVILLA. Y así, haciendo un recorrido por la geografía de este bendito mundo, nos encontraremos con toda clase de discriminación y sometimiento hacia la mujer, Cuando empezó? Y lo más acuciante ¿Terminará algún día? Y una intriga ¿Lo veré yo? Me preocupa la verdad.
Verán, lo que les quiero decir. Si alguna de nosotras, de las que estamos aquí, nos morimos y volvemos a nacer , ¿quién nos garantiza que no lo hagamos en uno de esos países divinos? Sin palabras me quedo.
Una vez más, que por repetirme no sea, pido “no se a quien, a todos, a alguien, a nadie, al aire, al sentido común, a ti, a mi, cordura, visión y pasos centrándonos en resolver problemas reales cada día y no creándolos, hablo de guerras, políticas enfrentadas, problemas mezquinos que creamos cotidianamente haciendo al ser humano más ruin cada día.
Me gustaría hablar con una de esas mujeres, de las que he mencionado, al azar, cualquiera, seguro que me enriquece su historia, me siento una de ellas, seguro que soy una de ellas, por de pronto quiero ser humildemente “su voz” su grito y el mío al unísono “SI PUEDES, AYÚDAME”

EL SER MÍO

Hace veinte siglos, te llamé y no estabas,
cuanta nostalgia viviendo en el hastío.
Va para diez siglos, que tu hilo yo seguía
y guiabas mis noches de penumbra aturullada.
Un siglo nos separa ahora y ya te veo,
difícil recuperar la felicidad escapada por olvido,
mañana , al encontrarme desnuda frente a frente
veras, que tarde es ya mi hora y más largo el recorrido
.

No hay comentarios: