jueves, septiembre 01, 2005

"Profesor y amigo "ORBE", Patrimonio de la Humanidad

Hola Blog, una vez más tengo que hablar de mi “PROFESOR ORBE”, el ser humano que más me ha impresionado en esta vida, el día “31 de Enero de 2005” le conocí y a lo mejor hubiera vivido sin conocerle, si el destino caprichoso no le pone en mi camino, a veces pienso, si la vida YA merece la pena por disfrutar de la compañía de personas como él, el saberme una más de sus muchas amistades “es un premio”. No se si será apropiado utilizar esta palabra, pero es un chico “versátil” vale para todo, es un mucho de nada y un poco de todo, creo poder decir, después de 7 meses trabajando, estudiando viéndole y hablando con él, que tiene los defectos y las virtudes “todos” en justa medida, ni le sobran ni le faltan, yo se lo digo siempre, eres un “GRANDE”, si, él se asusta, como se asustan los grandes, no se que tienen que nunca se ven, claro, los que se ven grandes, no lo son, su ego no les deja ver, pero volvamos a este chico de 31 años, hay quien tiene valores y algo que decir, personas interesantes que te animan a levantar el ánimo, y yo digo que: ORBE es un valor en sí, es la fórmula de vivir, con esfuerzos difuminados va calando en la mente del que le escucha, si, he tenido toda la suerte de tropezar con él, Dios ha sido generoso conmigo y deseo que con él también lo sea, “es humano” no se cansa de decirlo y su hombro es firme pero, como “ser” absolutamente “bueno” y con la asignatura bien asumida, de “corazón noble” y por lo tanto, frágil, nada le deja impasible y aquí quiero yo llegar, este año no ha sido el mejor para él, algún quebradero de cabeza y momentos críticos, bien le hacían merecedor de unas buenas vacaciones, pues no, amigos del Blog, “ORBE en su línea”, a declinado tal premio, en aras de hacer una vez más, el bien allá donde se le necesite, 15 días a dar auxilio a un país Africano, ayuda a Médicos sin Fronteras, aunque él no va de médico, sino de Ingeniero que es lo suyo.
Si, los “GRANDES” no son los que salen en la TV, ni en los diarios, lo más seguro es, que pasen todos los días entre nosotros sin cartel anunciador y que no nos demos cuenta de quienes son, si tenemos la suerte de tropezar algún día con uno, como me ha pasado a mi, tenemos que estar a su lado y devolverles algo, aunque sea poco, de lo bueno que vemos en ellos e infundirles amor y gratitud para que su fuerza y su espíritu nos llegue a todos. ÁNGELES ALADOS. PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

te quiero, ya sabes que te quiero

Anónimo dijo...

te quiero, ya sabes que te quiero