viernes, octubre 21, 2005

Santiago Carrillo ya es "Horroris Causa"

Cleo, te le mereces más que él, tu te quedaste a acostarnos todas las noches
Hoy se le ha investido a Santiago Carrillo doctor honoris causa, en Madrid, yo lo llamaría “horroris causa” a lo mejor se lo han dado por estar “vivo” si estuviese su colega Dolores Ibarruri, tambien conocida como “la pasionaria” se lo hubieran dado a los dos (menudos pájaros) . Yo de facha no tengo nada la derecha me rechina por todos los lados, ahora bien, estos dos a los que he hecho referencia han sido tan asesinos ladrones y cizañeros como los condiscípulos de Franco, cuando la guerra civil Española, asesinaron ellos –la izquierda del momento- a tantos de “derechas” como luego al revés y estos dos secuaces “carrillo y la pasionaria” robaron el oro, joyas, y se fueron a Rusia como refugiados de guerra los recibieron con palmas y vítores, allí han estado viviendo muy bien por cierto para venir y ser vitoreados (otra vez) y esta “aquí en España” con todo el reconocimiento y respaldado por el gran partido comunista “ja” mientras que los hombre de izquierdas de este país que no se fueron, unos se salvaron y otros no, pero dieron la cara.
En la entrada a una librería unos jóvenes le han intentado agredir, eso no está bien, pero también es agresión dar ese título a ese trapisondista de tres al cuarto, si en este país no quedan mejores hombres que se lo merezcan …..sin comentarios.

1 comentario:

juanjo dijo...

bueno creo que, lo de los titulos es para cubrir, espediente, y siempre se lo dan a personas que muchas veces no la merecen, pero eso de los titulos, no cambia las cosas que hagan unos ni otros, y creo que hay que enterrar los hachas,de guerra de todas partes, por que no puede nada mas que traer, rencores olbidados, y por ejemplo cuando le van a dar a un alvañil el merito al trabajo. que siempre se lo dan a alguien que no se save, si nisiquiera a trabajado. y en fin que no se quien otorga esos titulos, pero el que otorga un titulo a un terrorista, como hijo predilecto de un pueblo, que derecho tiene a otorgarlo. juanjo