domingo, diciembre 18, 2005

Positiva pesadilla o pesadilla positiva

En Nigeria la gente cree que lapidando a la “mujer” tendrá una sociedad pura.

Hoy hablo de ello ¿Saben por qué? Porque en los diarios se está hablando de ello. Esto es sumar hablares. Positivo. La joven Hauwa Ibrahim, que está en la noticia como embajadora de su tierra y premiada “merecidamente” por la libertad y otros derechos, nos cuenta que en su tierra Nigeria rige la ley islámica. Desde luego esta religión es devastadora contra todo el mundo que no esté de su lado y a las mujeres las catapulta a lo más ínfimo de sus normas. (Que digo yo, la bomba atómica mata por igual a hombres y mujeres. ¿Lo sabrán los islamistas?) Sinceramente, no hace cinco años yo no sabía todo lo que esta religión secta, ha sido capaz de construir en contra de la mujer, pero ya les vale.
Lean el título de nuevo, por favor, lapidando=matando, a la “mujer” tendrán una sociedad puraaaa----puramente maricona. Si lapidan a la “mujer” general, quedarán solo ellos y eso da como resultado “darse por la parte posterior, como diría algún amigo mío. Manda hue….
Pese al chascarrillo, no le veo la gracia, por desgracia.
Una chica nigeriana la violaron tres individuos y por quedar embarazada la mataron a latigazos y pedradas “no es un caso aislado” es uno más.
¿Estas injusticias deben de quedar así? Si alguien me demuestra que esta injusticia se quedará sin castigo, sinceramente, me apeo del mundo. No es el mundo merecedor de gente como yo, desesperada por ver y no poder hacer, ver que hay quien puede hacer y no hace. Sinceramente me envenena la sangre el saber que se puede y no se hace nada.
Digamos las Naciones Unidas, digamos los dirigentes del primer mundo, digamos el clero católico y apostólico, digamos, digamos, digamos. Sin embargo nos enzarzamos por poco cuando nos interesa, por petróleo, buscando armas de destrucción masiva, etc…. Y estas atrocidades tan masivas las echamos a un lado. Y la Iglesia, si no hay religión en las aulas, no a los profilácticos, que si celibato hasta el matrimonio y otras minucias. Sin embargo no somos capaces todas las fuerzas políticas, eclesiásticas, culturales y de todo ámbito, unirnos en un solo clamor para sacar algo social e injusto como son, las lapidaciones, latigazos y muertes a pedradas a seres humanos que “todos” sabemos que no tiene justificación de ser ni discusión.
Una reflexión de las mías ¿En qué mundo he caído? Pienso que a lo mejor, todo esto es un sueño y…..despertaré de un momento a otro. No puede ser otra cosa más que... una terrible pesadilla.


2 comentarios:

El Orbe dijo...

Lo de siempre, pseudo-denuncia vacua y ninguna solución aunque sea de manera casual. Tu puedes hacerlo un poco mejor.

marvision dijo...

Yo he dado alguna solución. Esos casos tan públicos, sí se pueden parar, si quieren las Naciones Unidas u otros organismos. Lo que sucede es que no se quieren aplicar y lo más grave, pareciera que la masa de gente no quiera denunciar ni siquiera implicarse y para mí esto es lo más duro de ver. Pero actitud positiva. ¿NO?