sábado, diciembre 10, 2005

Reunión anual

Ayer ha vuelto a pasar, me he visto en una reunión de mujeres de mi edad. Todos los años nos venimos reuniendo por estas fechas. Reconozco que la rara soy yo, siempre lo he reconocido, pero...ha pasado lo que me temía. Me he aburrido. Este año lo he notado más, tanto es así que me acordaba de los verbos irregulares ingleses. Que ya es difícil. Tres horas oyendo hablar de hijos que no se quieren ir de casa, no quieren trabajar, tiran la ropa por el suelo y más, una hablaba del belén representativo que darán en el centro cultural de no se que sitio en Santander, otra, la termo MIX y lo que se elabora con ella, si los flanes no la salían, si la cebolla había que dejarla un cuarto de hora y blablabla ¡hay que se me olvida! Del mazapán que hacen casi todas en casa y siempre quedan para comprar los ingredientes en el punto 0 de no se que sitio (yo no he ido nunca) del ganchillo, el punto de cruz “muy de moda hoy día” ponchos hechos a aguja y lo único que me ha interesado ha sido una de ellas que hace unas sortijas preciosas y me ha dicho (te hago una si quieres) y la he contestado, no, enséñame ha hacerla. Otra ha contestado (si estas estudiando Ingles, diseño...) no tienes tiempo, la he dicho (sí, para esto si tengo tiempo) por que me gusta. La que me va a enseñar me ha dicho “Tú en media hora aprendes” es lo único destacable y aprovechable de la reunión –que no es poco- He estado escuchando, mientras hablaban, la música del local y una se ha dado cuenta de mi aburrimiento, pero no ha dicho nada. Ellas ya sabían de mis estudios y he tratado de animarlas a aprender como mínimo Internet. Una decía, no me hables de aprender que se me olvidan hasta las palabras que tengo que pronunciar. Otra, ufff no, quita, quita, que pereza, aunque me encanta ver que alguien de tu edad lo haga. La de la sortija (que es muy maja, quizás la que más quiero y más me quiere) la digo, “que bien que me vas a enseñar y así podré hacer yo cuantas quiera” y me dice, si, pero yo nada de ordenador, eso para ti. Una dice que abrió Internet una vez y casi se carga el ordenador. En fin, que vamos ha hacer, cuando nos íbamos dos me decían que me veían cambiada de todo. Físicamente y de carácter. Todas se han sorprendido por los Kilos de más que he perdido. Nadie mejor que ellas, que hacía un año que no nos veíamos, para darse cuenta. Reconozco ser diferente en muchas cosas, con respecto a ellas, sin embargo me quieren, una me lo ha demostrado sobradamente, yo no había tenido más contacto con ellas porque algunos acontecimientos de mi vida no quería hablar de ellos, sin embargo esta amiga me buscó más de quince días hasta dar conmigo, luego ha entendido, pero me buscó. Para mí tiene mucho valor ese detalle. Me aburriré el año que viene y seguiré reuniéndome con ellas.

4 comentarios:

sfer2000 dijo...

Estar desplazado es algo que analizar desde dos puntos de vista distintos, desde el personal y el colectivo. En ocasiones a todos nos ocurre esto, sin embargo es muy de valorar la compañia de las personas que te aprecian aunque no se compartan gustos, inquietudes u opiniones. Sin duda a todos nos satisface más pasar el tiempo con gente lo más afín posible a cada uno, sin embargo también es positivo lo contario, la gente con la que no tenemos nada que ver nos ayuda a remarcar las propias convicciones. De otro modo todos seríamos uno mas.

marvision dijo...

Sin duda la rarita, soy yo, siempre lo he sido. Este año por saber lo que quiero (con respecto a otros años que no tenía claro el por qué de mi apatía) se que me pasa, sus temas de conversación son inútiles, para mí. Tienes razón, me marca mis propias convicciones, refuerza mis ideas y veo que estas a ellas tampoco las va, aunque me valoran por ello. Me quieren entre ellas y yo también las quiero.

pirulis dijo...

Una de las cosas mas bonitas en esta vida, es el escuchar a las personas exponer sus preocupaciones, aficiones, trabajo, etc.
Las mal llamadas amas de casa, son mujeres que hacen una labor dificilmente reconocible. ?Que sería de la sociedad sin estas trabajadoras sin sueldo? .Seguramente si un día las diese por hacer una huelga de brazos caidos, sería el momento de valorar su dedicación a la casa, hijos, maridos, ancianos etc.
Creo ver por tus comentarios, que te sientes por encima de ellas, yo las defiendo, pues posiblemente sea por que mi madre fué una de ellas. La estaré muy agradecida. Hay que bajar a la Tieera.

marvision dijo...

Amigo pirulis, yo soy ama de casa, no estoy por encima de nadie, o si, pero no por esta cuestión. He cuidado de mis padres hasta que fallecieron y tengo una carga de por vida. Otra cosa es que me guste hablar de ello cuando estoy por hay fuera. Me interesan unas materias poco comunes entre las mujeres de mi edad. Y reconozco que la "diferente" soy yo. Con lo que dices sobre las "amas de Casa" totalmente de acuerdo.