jueves, diciembre 29, 2005

¡Si hemos llegado a la cima! ¿Ahora qué?

Estamos en la era del consumo, del bienestar, me refiero al primer mundo y sobre manera a España que es lo que más conozco. Hay mucho indigente por unas u otras causas que no voy a entrar a valorar ahora. Quiero remarcar a esta gente que vive más o menos bien que ha conseguido un estatus de vida-clase media- y tiene el día a día acomodado dentro de su mayor o menor modestia cotidiana. Por supuesto me incluyo. Ante este “bien vivir” en el que no falta lo esencial, pareciera que el ser humano no está cómodo. Busca más. Las adiciones de todo tipo, a las compras compulsivas, ludopatias, drogas de toda clase parece ser que estas adiciones se producen la mayoría de ellas en un principio (por falta de estímulo, depresion, aburrimiento, baja autoestima y sobre todo por pensar, por tener demasiado tiempo para pensar y no tener las cosas claras) las adiciones las considero en personas débiles o en momentos de debilidad, alguien que sepa y tenga claro que quiere y que persigue, no entrará en una adición. Eso no significa que no pueda tener un momento de debilidad y caer, creo que es cuestión de carácter.
En la juventud, esta falta de estímulo, se traduce en apatía y en pensar “demasiado” que hacer para divertirse y aquí llegamos a momentos tan lamentables como los acontecidos esta semana pasada en la que tres chicos quemaron viva a una mujer en un cajero en Barcelona. Para postre lo graban en teléfonos móviles y venden las imágenes obtenidas, demencial. Esto no es más que travesuras de nuestro tiempo generadas por este “bienestar” que vivimos y hemos logrado gracias a nuestra tecnología, estando como estamos casi en la cumbre de lo bueno, lo fácil, pareciera que no tenemos más cosas que hacer que disfrutar lo conseguido. Quizás la humanidad no esté preparada para tenerlo ”todo” y necesite buscarse la vida todos los días. O bien al contrario deberá tener una mente fuerte y bien amueblada, con valores y sabiendo hacia donde dirigirse.
La sociedad sigue y persigue el “bien vivir” y todo lo que ello conlleva, ver toda clase de desastres por TV, sentado en un sillón cómodo y caliente, esperando la cena y pensando “que no me pase a mi”… que podemos decir, como calificarlo y quien lo va a calificar. Si es lo que perseguimos todos….
Voy ha hacer un pequeño cambio, persigo el “buen vivir” lo bueno, no siempre es lo más cómodo, vivir buenamente aunque sea para uno mismo, significa implicarse en lo que uno/a cree.


7 comentarios:

sfer2000 dijo...

En absoluto hemos llegado a la cima. Esa premisa es totalmente incorrecta. El hecho de que se diga que estamos mejor que nunca (por mucho que pese a aquellos que lo ven todo negro, negativo, abyecto y CHUNGO) no quiere decir ni por asomo que hayamos llegado a la cima. De ningún modo. Pero supongo que te has especializado en confundir, intencionadamente o no, los pares de conceptos. Cualquier par.
En cuanto a las adicciones, todos tenemos una. La que sea. Buena o mala. Conveniente o no. Todos somos adictos a algo. El que diga lo contrario, miente. Pero eso tu ya lo sabes.

marvision dijo...

Por supuesto que no hemos llegado a la cima, sin embargo la gente a grosso modo está bastante satisfecha con el nivel de vida alcanzado y eso no es bueno, el ser humano necesita metas. Ahora mismo está algo atascado, y no digo todos, pero si demasiados. No entiendo que quieres decir con “pares de conceptos. Cualquier par” no he debido de llegar a ese nivel de lenguaje.
En cuanto a lo de las adicciones, correcto, todo lo que nos gusta demasiado puede llegar a ser adicción, sin confundir, las “buenas y las malas”. Las malas son de las que yo hablaba, sobre todo. Más, puede ser malo aún siendo bueno, leer, estudiar, trabajar, hacer un deporte etc… cuando ves que una afición o deseo supera a tu voluntad de manera incontrolable, es una adicción, eso ya lo se. Tu comentario final pudiera ir por mi “adicción” hacia una persona. Primero, es una buena adicción y no hace daño a nadie. Segundo, me ayuda a superarme día a día. Tercero, tienes toda la razón, cuando la tienes te la doy y pienso que para saberlo debemos tener algo parecido a la empatía. No se, también para mi esto es novedoso y no menos sorprendente. Te lo aseguro. Por eso revindico el poder un día hablar con esa persona, a ver que pasó y que lo motivó.

sfer2000 dijo...

Tu reivindica. Pero, aviso, el significado primario de reivindicar es reclamar lo que a uno le pertenece. No digo más que cuidado con lo que reivindicas. Por otro lado, no se puede culpar a nadie de que esté satisfecho con su vida, si se ha comportado honestamente (reivindico ese concepto, para mi, al menos), y ha trabajado por conseguir un cierto nivel de vida confortable. Pero lo cierto es que no tiene por qué haber un conflicto entre estar a gusto con la vida que tienes y luego ser consciente de la gran cantidad de cosas que no funcionan como deberían. Parece que persigues la satisfacción ajena como si fuese algo vergonzoso. No lo es. Uno no tiene que avergonzarse de su nivel de vida, cualquiera que sea. Yo no lo hago, sería ridículo.

marvision dijo...

Cambio la palabra “reivindico” por suplico. Suplico a esa persona el poder hablar con ella a ver si nos entendemos.
Siguiente, no se que has entendido, o yo no me sé explicar. No persigo al que vive acomodadamente, yo lo hago, vivo bien. No voy por ahí. Y tu sabes que no voy por ahí. Pero no me conformo con la vida como está, no es tan difícil de entender, creo que veo un paso más allá que la mayoría de la gente y visualizo un futuro no muy bueno por este “déjame estar” de la sociedad acomodada. Si todos los que vivimos bien daríamos la vara conjuntamente, algunas cosas que tú sabes que no están bien, podían estarlo. La sociedad adormecida en su “calor” de bienestar (se ha quedado) ¿la culpa? De nadie, más yo lo veo y lo digo.

aniquitita dijo...

Bueno chicos, calma. Yo también creo que tener un estatus acomodado no es nada vergonzoso, quizás te hayas explicado mal, trabajamos para tener vicios (que no tienen porqué ser malos) y para divertirnos a tope en lo que sea, sólo se vive una vez, que sepamos, y la vida hay que disfrutarla a tope. Estamos de acuerdo en que hay gente demente que no sabe en que ocupar su tiempo libre y cometen faltas graves como esos chicos que comentas, pero no todo el mundo es malo, ni todos nos divertimos así, no tengas esa visión tan negativa cielo, porque si es dificil vivir en determinadas circunstancias, buscando lo peor de lo malo tampoco nos ayuda nada. Bien vivir es bueno, no cabe duda.

sfer2000 dijo...

Estoy muy de acuerdo contigo. Me refiero en el punto de que todos trabajamos e intentamos llevar la mejor vida posible, y eso no tiene que avergonzar a nadie. Al contario. Uno tiene que estar muy orgulloso de hacer las cosas lo mejor que puede. Sin embargo, hay quien sugiere que todos somos pecadores satisfechos sentados en el sillón. Cree el ladrón que todos son de su condición? Quizá.
Lo que remarcaba yo hace unos días es que ya no nos podemos desvincular de las cosas que pasan, aunque nos parezcan lejanas o extrañas. Pero de ahí a decir que cerramos los ojos y decimos que no me pase a mi. Yo no. O al menos lo intento.

marvision dijo...

Sfer2000,Tú opinión hacia mí, siempre trae implícita la crítica más allá de la realidad de mis palabras o lo que haya querido decir con ellas, haciendo punta de cada concepto que digo, sea correcto o no, por eso no te dejaré sin contestar. Sé que lo que he dicho en el post y en los comments sobre el artículo, es cierto y no culpo a nadie de ello, es la realidad. Por supuesto no todo el mundo lo hace y si una gran mayoría. A lo mejor no saben que hacer, repito, nadie posiblemente tenga la culpa, pero no callaré, seguiré diciendo que hay mucho, demasiado pasotismo. Sí, cerramos los ojos y decimos que no nos pase a nosotros, sí, y no lo digo por nadie, sino por todos, entremos todos y sálgase quien pueda.
Esa frase desdichada “del ladrón y su condición” se la dediqué un día a alguien que se metió conmigo, que yo sepa no me he metido con nadie. Procura evitarlo, haces daño. Una vez más te digo otra frase que tú conoces muy bien “ofende quien puede y no quien quiere” y tu puedes.