jueves, enero 12, 2006

El Hombre-El amo de su destino

Hace unos días hice un post hablando de mi reciente pasión por la lectura y por consiguiente amor a los libros, mantuve unas palabras con algunos amigos y colegas del blog. Empezaba a leer al gran Saramago “Las intermitencias de la muerte” ahora ya le terminé. Me ha gustado, hasta la mitad no le entendía muy bien. Es de esos libros que hay que leer hasta el final, para entender el principio.

Hoy veo un artículo en la prensa donde José Saramago habla de algunas frases del libro y otros comentarios. Entre estos comentarios me voy a dirigir a uno que me parece relevante y necesario comentar. Y empezaré por dos preguntas.

Dios está en entredicho ¿Por qué? Porque al final el malo, el rebelde, el cacique, parece él. Los humanos le han utilizado para matar y extorsionar “las Cruzadas, La Inquisición” y siguen “los Islamistas y atentados en contra de todo lo que no es como ellos” al final pierde Dios, Alá, Buda….ya que los genocidios están patrocinados por estos “invisibles”… pobres, parapeto de los mortales perversos y que hacen de sus religiones, frentes en contra de lo que maquinan, no son capaces de salir y dar la cara diciendo; SOY UN ASESINO Y QUIERO MATAR A UN PUEBLO PORQUE TIENE LO QUE NECESITAMOS, QUE ME SIGAN LOS QUE SON COMO YO. No, cobardes. Se escudan en creencias para echarle la culpa a su Dios. Hay más, ahora viene la democracia, si, nuestra querida y bien amada democracia, ya hay quien apunta que la quieren prostituir y hacerla una ideología, y no, no lo es, es un método, es un acuerdo hecho por el pueblo con leyes sociales y de convivencia, no se puede invadir países en nombre de la democracia, pobre democracia ¿Acabará siendo otro parapeto de la maldad humana?

Dice Saramago que la maldad humana igual que la bondad vive en el hombre y por eso inventaron al Dios a lo grande con sus infiernos y cielos…. Dios es grande, tan grande como el hombre que lo busca “dentro de él” y actúa conforme a su bondad o maldad “propia” y el cielo o infierno, es privado, singular y no forma parte de ningún colectivo.

Menos excusas para matar, odiar y jorobar al mundo. Puñado de cobardes los que se escudan en sus creencias para así aminorar su responsabilidad. No tendrán la culpa, todos, ¿Por qué? La mayoría son fanáticos y están robotizados por sus creencias, pero hay de aquél que sepa que ha obrado mal o lo haya hecho con ánimo de lucro….ese, o esos, serán los que no encontraran consuelo ¿En donde? En las Iglesias? En las Sinagogas? NO. En sus corazones, el peor perdón, es el que espía dentro de uno. El que no te perdona, porque no te perdonas. Ese será el que te haga que no encuentres a tu Dios.

2 comentarios:

Opalo dijo...

GRAN VERDAD.Ante algo tan claramente expresado, los comentarios sobran. Excelente aporte!!!

marvision dijo...

Si, Ópalo, pro leyéndote a ti me doy cuenta que soy un poco contundente, tu dices suavemente, tengo que aprender de ti, no criticas, me gusta como dices cosas importantes.