domingo, febrero 05, 2006

Sentir la LIBERTAD

Acabo de leer un libro en el que se narra la “vida” de la burguesía y las buenas formas, lo mismo en hombres que en las damas, aunque eso si, en las damas siempre va implícita la virtud y por eso “no se las perdona” , como dice una de las protagonistas (Las mujeres somos libres de hacer lo que queramos siempre que no se sepa), esta señora no es capaz de dar un abrazo o llorar junto a su hermano cuando su alma está rota en mil pedazos, por el simple hecho de no sacar los sentimentalismos ni fomentar símbolos de debilidad. Las emociones no están permitidas y viven tapándolas…..rigidez, disciplina y buenas formas, haciendo de ello, toda una vida de gritos callados, dando una imagen de pulcritud y refinamiento bajo la soterrada “doble vida mental” ya que no pueden tenerla “real”... Sin embargo otra protagonista que vive en esa “escuela” sale en un momento dado tras algo, no importa ahora el qué y ve la diferencia de una vida y otra, se encuentra con la “libertad” se llena de fantásticas imágenes, tiene la noción, en un momento dado, que puede hacer lo que quiera con su vida, ya que hasta hace un año pensó que solo había una vida, la de la “esclavitud y rigidez de la jaula de oro donde se crió” y a la cual estaba acostumbrada, el libro narra lo maravilloso de que “siempre hay otra vida, una nueva oportunidad” Ella escapa de la “vergüenza” en la que cree haber caído deshonrando a su familia y sabiéndose repudiada, se va un poco a la aventura, sabiendo que va detrás de algo en lo que, ni ella misma cree. No encontró lo que buscaba en un principio y gracias a ello, sale ganando , sin embargo nos muestra en su aventura un instante de meditación auténtica donde la protagonista dice, respiro la libertad… “eso”…. lo palpas, la liberación….respiras, haces, mejor dicho, puedes hacer y deshacer, en definitiva escoges. Esa es la verdadera libertad. Es un libro de emociones, amistad/amor, encierros, carceleros, sentidos, almas errantes, todo huele a fresco, nuevo, todo empieza donde acaba, no tiene un final “ni lo necesita” nunca creí “sentir”, leyendo la libertad. Hay un joven sabio que dice: te encontré porque estaba destinado a que así fuera y volveremos a encontrarnos, es nuestro sino. Sí, yo también creo que cuando encontramos a alguien que “reconocemos” es porque tenía que ser así. Tenemos muchas marcas que lo dicen y algo bulle dentro cuando lo encuentras, aunque no sepas bien quien es, ni que trozo de tu vida será o fue. Sin embargo ese “algo” alma, espíritu, habla, solo hay que escucharlo. El joven sabio lo llama “Karma”

3 comentarios:

Maha dijo...

Mi qurida Marvision..... no he leido tu post todavia..... pero vine rapidito a avisarte que el mío ya lo publique...... obviamente estoy ansiosa de que me des tu opinion......
descanso y vuelvo en un ratito mas a ver el tuyo.....

Un besito....
Te quiero.....

Jorge dijo...

ba, la vida fifi es un una selva amazonica loca.

cruz cruz cruz, que se vaya lo fifi y que venga la plebe!

un abrazo!

amalo dijo...

La libertad! que confusa puede resultar, sin duda alguna existe, existe como el amor, no lo dudes... y estoy de acuerdo contigo en que el amor es una fuerza, es cierto es una fuerza creadora y destructora ya no niego su existencia, perdí!...

Cuídate un abrazo

Ángela