miércoles, febrero 22, 2006

VIDA

Estoy segura que hay una gran mayoría de personas que, si ven que alguien agrede a un individuo de su familia o amigo, tratarían de ayudarle arremetiendo contra el agresor, incluso llegando hasta las últimas consecuencias, eso sería “defensa propia” y una acción visceral, producida por el “acaloramiento” del momento y aunque no fuese ortodoxo, seria muy humano.

Sin embargo voy a hablar de lo que ha pasado en Californía, Michael Morales, fue condenado a morir con “inyección letal”, los médicos y anestesistas se niegan a dársela por una “objeción de conciencia” ya va para dos veces que ha salvado la vida, gracias a ello. Este sujeto mató a una niña tras violarla, solo contaba 17 años y por ello le condenaron.

Todos los días oímos en el mundo cosas de estas y todos los días se puede matar a alguien por estos delitos, son personas que “sobran en el mundo” pero….y aquí viene mi reflexión, ¿Quien es portador de hacerlo? ¿Quien es nadie para hacerlo? ¿Quien es el ser que da muerte a otro? Esto es a “sangre fría” y sabiendo que puedes decidir, cuando está muerto y cuando está vivo un ser humano….quienes somos para hacer tal cosa? Si la vida se la regalan a todos por igual…..quien es nadie para sentirse poseedor de esa vida y darla fin? Implicando a otros seres humanos como personal sanitario, en ello.

Decidir “matar” a alguien, no es el modo de hacer bien las cosas, al menos en estos términos que apunto, creo que estos individuos que han cometido asesinatos violentos harían mejor, poniéndolos a trabajar para el estado o la nación, durante el resto de sus vidas, al menos engrandecerían con sus acciones y, por supuesto que vivan, la vida no es de nadie y nadie debe decidir sobre ella.

Por eso me uno a esos doctores y especialistas de la salud y digo “mátale tú si quieres, yo no mato vidas” mis acciones deben de ser las contrarias, “salvarlas”. No se trata más que de pensar “yo he matado” Saberse portador de ESA CARGA, por eso pienso que aquellas personas que las mandaron “matar” y lo hicieron…..por mucho que se digan a si mismas, lo hice porque me obligó el momento y la responsabilidad, yo no creo que puedan vivir en paz.

Es muy importante vivir, más, no a cualquier precio, estar vivo es poco, saber vivir es otra cosa.

9 comentarios:

TIFY dijo...

hello Marvision...
Estoy totalmente de acuerdo contigo..creo que a pesarde los errores, de las cosas malas que se hagan yo no soy quien para quitarle la vida a nadie, auque si considero importarte una " forma de castigarlo"..
buen post y sigue avisandome cuando escribas..saludotes

Opalo dijo...

Hola:
Pues si, creo que castigarlos en vida es mas "productivo" que matarlos (no solo para ellos sino para la Sociedad)...Ademas hay personas para quienes la muerte mas que un castigo a sus acciones, es UN ALIVIO. Plenamente de acuerdo contigo.
Besitos,

ElJose dijo...

Buena reflexion, se supone que las normas y las leyes estan hechas por sensatos, y quien mata o viola o ultraja, no es alguien sensato, es mas bien alguien enfermo, no a la pena de muerte, si al presiduo perpetuo, pero que en verdad sea perpetuo, independiente de que alguien pueda decir este enfermo se ha mejorado.
Saludos

marvision5 dijo...

Gracias a Hello y a Ópalo, por sus comment y al estar de acuerdo, no tengo nada que añadir, pero a JOSE, quiero decirle, que estoy de acuerdo en que cumplan con “perpetuas” aquí en España, somos demasiado permisivos, por ej. los etarras y otros, se les aplica las leyes demasiado benévolas, por eso estoy totalmente de acuerdo contigo y lo quería apuntar. Gracias por los comment a todos.

Pryncesazul dijo...

Hola marvison, mira eso de k uno no es nadie para decidir sobre la vida de los demas, puedo estar de acuerdo contigo, pero, te doy mi punto de vista, si a mi o a una de mis amigas les pasara lo mismo, yo si kisiera verlo muerto por k uno no sabe todo lo k tubo k sufrir aquella persona antes de morir y todo por un maldito loco, yo la verdad si kisiera leyes mas fuertes para ese tipo de personas, por k se han visto casos en los k pagan una fianza y siguen haciendo daño, por k?, lo mejor es cortar por lo sano y acabar con ese tipo de gente k no tienen nada k hacer en este mundo.
Besos y abrazos
cuidate mucho
gracias por tus visitas
nos seguimos leyendo
bye

SOLCLARO dijo...

simplemente me has dejado fria, es un tema que entra dos semtimientos el de venganza y el de caridad. Creo que nadie puede ser reposable por los actos de los demas. Creo que no es justo quitar y luego quito vidas. Pero desgraciadamente en todo el mundo las leyes son violadas, no existe ninugn rincón del mundo que no haya violencia y que esta sea pagada con justicia. Asi que creo que hay dejado reflexionar un poco en un tema que hoy por hoy se le denomina "Ojo por Ojo, Diente por Diente"
saludos y un abrazo

alma

Anónimo dijo...

Mi querida dama de las rosas. Aquí me tienes de nuevo con mis pupilas buscando el encanto de tus letras.

Excelente tema para debatir. Y le felicito por sus acertadas reflexiones que dejan entrever la naturaleza sensible y humano de su linaje. La ley del talión o de "ojo por ojo y diente por diente" fue una ley vigente en la antigüedad como símbolo de la justicia primitiva, pero nada inteligente ni humana. Pues de estar vigente, hoy por hoy todos estaríamos tuertos, chintanos, mancos, cojos, castrados, mutilados etc... etc... etc.

Afortunadamente la evolución del pensamiento y el sentir humano ha evolucionado hacia formas más acordes con la dignidad de la naturaleza humana en el más amplio sentido de la palabra. No obstante hoy, aún subsisten pueblos y civilizaciones ( no sin cierta repulsa a nivel mundial) que parecen haberse quedado estancadas en la historia, a pesar de de algunas de ellas estar a la cabeza en progreso y tecnología.. Es a ese punto el que hace referencia críticamente el artículo base de este post. No se refiere o reduce a la acción vengativa personal, sino más bien a la acción vengativa punitiva colectiva. Entonces la pregunta que cabe es, “no quien soy”, sino “quienes somos” para disponer de la vida de un miembro de la sociedad (entiéndase esto por “comunidad, republica, nación, estado”, etc.), sin que esto signifique violentar el principio universal del derecho a la vida reconocido por la comunidad de naciones.

Muy bien señala la amiga articulista Marvisión, que no es lo mismo que, por causa de una acción defensiva resulte el agresor privado de la vida, a que, posterior al punto álgido de los hechos se decida y se planee privar de la vida a quienes resulten responsables de actos lesivos de cualquier índole que fuera.

Como seres que nos jactamos de ser humanos deberíamos rechazar todo acto sea oficial o personal en contra de la vida, como algo de principio, pues lo contrario desdice del nivel elevado de nuestra condición humana. Apoyo plenamente el respeto a la vida y condeno cualquier acto que la irrespete venga de donde venga y sea cual sea la justificación que se esgrima.

Saludos mi querida bella dama de las rosas, me llevo conmigo el aroma de tu exquisita sensibilidad.

El indio Jiñocuago

Maha dijo...

Mi querida Amiga....

Tu ya me conoces.... y sabes que no puedo estar más de acuerdo contigo......

Quienes somos, como bien lo dice el indio Jiñocuago para disponer de la vida de otros....

Yo no estoy de acuerdo con dar muerte a otro ser... sea lo que sea, que haya echo..... y claro en este punto muchos pueden pensar.... ¿y que harías entonces si le pasara a alguien que quieres, tu madre, padre, hermano, amigo etc?..... pues no..... yo respeto la vida..... y por lo menos "personalmente" creo que quien debe quitarla cuando sea el momento.... es el mismo que la ha dado (independientemente de las disciplinas o pensamientos religiosos que tenga cada uno, es simplemente mi punto de vista)...

Mas aun.... me pregunto.... ¿ el matar al que ha realizado una aberración.... quita acaso con eso el dolor de perder o de lo que ha sufrido el ser querido que la padeció ?......

No creo.... por lo menos yo no pienso asi.....
Si nos catalogamos como humanos.... creo que vale reflexionar sobre lo que significa esa palabra.....

Yo por lo menos, aunque muchos se rían.... no puedo matar ni una mosca.... y hablo en serio....

Mis besos y Mis abrazos cariñosos....

Te quiero Linda.....

Misionero dijo...

Hola Mar...

Me alegra venir por acá y encontrar este agradable ambiente muy propicio para dejar mi modesta opinión. Creo que aunque el punto es un poco controversial... la balanza se inclina a preservar la vida. Yo estoy completamente de acuerdo con lo que postulas, "la vida es sagrada" y hay que respetarla cueste lo que cueste como un principio inalienable de la grandeza del ser humano.

En eso concuerdo plenamente con el comentario del indio Jiñocuago y el de amiga Maha, quien hace un buen aporte con lo que expresa. Darle pase a la rencor a la venganza, al odio, a la ira es admitir que en el fondo de nosotros tenemos bajas pasiones que solo esperan un pretexto para salir a flote, es prestarle a la oscuridad un caldo de cultivo de hervores malolientes, turbios y sórdidos, significa pues entronizar deliberadamente la ciencia del mal (y del bien) en nuestro interior. Por eso encuentro muy justificada la actitud de algunos de negarse a ser verdugos, pero desafortunadamente hay quienes su naturaleza los inclina aceptar ese ingrato y repulsivo trabajo.

Ahora, yo voy a contestar la pregunta de Maha y a opinar sobre lo dicho por otra comentarista... de esta manera... veamos el asunto desde ambos extremos... es una posición sumamente egoísta decir estoy de acuerdo con que, no hay pena de muerte, siempre y cuando el delito o agravio no hay afectado a una amiga, amigo o familiar mío, o sea… fuera de eso , todo me vale gorro… en otras palabras, sí los muertitos son de mi familia pido muerte, sí no, no… ¿Qué es eso? ¿Dios Santo!.

La otra interrogante es… ¿Qué tan vehementemente pediría la señora, la pena de muerte si fuera mi amiga o mi hija la muerta y su hijo el encausado?, ¿si fuera su hermano, o su padre el asesino… (¿porqué no, todo puede ser?) o, para no ir muy lejos, qué tal si fuera ella misma la involucrada?… mmm le encantaría de seguro que no le quitaran la vida. Por eso bien dice el dicho:… “Con la vara que mides serás remedido” Entonces es fácil pedir la pena de muerte para un desalmado anónimo que, nada tiene que ver con uno, que no nos da ni frío ni calor su muerte, que no nos interesa si tiene familia que sufre por él, en fin es fácil ver las cosas sólo desde una óptica, desde una posición egoísta.

Y eso no puede ser así, la posición por defender la vida tiene que ser pareja así sea que nos toque o no. Hay formas mucho más eficiente de penar el delito que, inclusive puede parcialmente ser una indemnización para la sociedad por el daño recibido.

Bueno saludos y un fuerte abrazo de iluminado afecto