domingo, abril 30, 2006

Vida (Sueño o realidad)


A veces pienso si no seré yo que con la fuerza de mi pensamiento hago que todo vaya mal para los demás, ¿Serán mis ojos los que ven tanta desigualdad? Será mi mente la que piensa que hay tanta hambre en el mundo? Seré yo la que provoco, con mis fantasías este mundo tan dispar? Y si los que dicen que me entienden, no sois más que parte de mi subconsciente? Entonces? Quizá tenga que ver las cosas diferentes?

Las desigualdades estarán solo dentro de mi? Las estaré provocando yo? Y si lo estoy provocando yo….Que tendré que hacer? Pensar que todos los humanos son felices? Que no hay ningún problema? O será cuestión de no pensar? Va a ser eso, mejor “no pensar”. Tomar conciencia de que todo está bien, no hay desigualdades y todos comen, nadie pasa enfermedades, mejor aún, no hay necesidad de alimentarse y no existen las enfermedades, solo existe lo que yo quiero que exista, la armonía, la sinceridad, la Paz y el AMOR.

Más de una vez ya he pensado si esto no es más que mi sueño (mi pesadilla) porque no hay nada bueno en él. Bueno paciencia, hay que no pensar tanto y actuar más, ¿O no? Dejar que transcurra el tiempo y cambiar actitudes para ver si pasa algo que no veo aún.

Y como he podido llegar a esto…Se supone que siempre he vivido pensando que hacía lo que debía, no he apartado ninguna responsabilidad, he vivido según las leyes que me marcaba mi circunstancia (mi momento). ¿Entonces? No ha sido fácil y esto tienen que desembocar en algo bueno, (al menos eso quiero creer), sigo sin tenerlo fácil, pero no me quejaré, hay mucha gente que lo tiene realmente difícil. ¿Estará la virtud en no quejarse? En aguantar el tipo y hacer lo que puedes sin pensar en lo nuestro, en el problema personal si le hubiera? Puede ser. Me he dado cuenta que quejándome solo consigo -más dolor- ese no puede ser el camino.

Quizá voy entendiendo algunas cosas y aunque no veo aún el camino, si veo el final.. como acabaré si lo hago acorde a lo que debo y pienso, quizá, si mi cerebro consciente y subconsciente cambia, logre cambiar también lo que he creado con él y mate de un plumazo todo lo feo que veo en el mundo y encuentre el tan ansiado estado de felicidad. Que me dicen ustedes, ¿Lo encontraré?

Perdonen todos, si solo hablo de mi, pero si esto que vivo es un sueño, mi sueño, ustedes solo son producto de mi imaginación,¿Qué me dicen?

Siento haber creado en mi cerebro a gente como “Bush”, aunque también he creado a Teresa de Calcuta, claro que hay que pensar que sin personas como Bush, quizá no hubiera hecho falta ninguna Teresa de Calcuta, ¿No creen? Lo ideal sería que no hubiera de ninguna de las dos cosas, Existe el bien porque existe el mal, si no existiera el mal nadie podría decir que una cosa es buena. Las circunstancias no tienen que ser nada más que lo que queramos cada uno de nosotros y si queremos que sea así, así ha de ser y entonces no será más que lo que deseemos en ese momento. Ni bueno ni malo, ni bien ni mal. Simplemente, lo que yo quiero, porque yo lo quiero así.

Me gustaría que esto que vivo sea un monstruo que me he creado y no una realidad existente, ya que supone mucho dolor en el mundo y me llega todo. Si de veras es un sueño espero despertar y olvidarlo pronto, como lección ya ha sido suficiente, ver tanta injusticia en este mundo…Pudiera ser un castigo para que vea algo que provoqué yo en la realidad, (si esta no fuera), y el daño que podemos hacer con solo plantearlo en nuestra cabeza.

Vaya rollo que os estoy metiendo, pero es algo que siempre pienso y que no dejaré de decir. No quiero echarle la culpa a la humanidad de lo que a lo mejor soy yo la única responsable y esto sean mis pagos. Ver, qué se puede provocar haciendo una sola –mala acción- puede desembocar en todo un mundo en la hecatombe. Algo así como lo que vió el Sr. Scrooge en “Cuento de Navidad” de Charles Dickens. Vió lo que pasaría si él no lo remediaba y puedo cambiarlo todo. Todos podemos cambiar las cosas, solo hay que querer.

Bueno, ya lo tengo asumido y ahora hay que ser prudente y no seguir por la senda fácil, hay que perdonar a quien nos dañe, hacer el bien y no mirar a quien, y ser nosotros mismos, siempre.

3 comentarios:

sagarmat dijo...

hmm...yo creo que piensas demasiado, ¿no te parece?

Dejar descansar la mente y pensar menos es saludable.

saludos y buenos humos

Aire dijo...

Hola Mar,

No creo que hagas mal pensando en todas las cosas del mundo, eso es proceso para tomar conciencia que es dificil que uno pueda cambiar las cosas del mundo asi porque uno lo pida quejandose o lamentandose porque no se consigue nada. Siento tambien que quizas tu pensamiento es un poco pesimista -a veces- y quizas si te enfocaras en tus propios suenos, en tus logros personales puedas asi hacer algo por el mundo, haciendo algo por ti y para los tuyos es como construimos. No creo que dedicandole tanto tiempo a las cosas malas estemos atrayendo las cosas buenas del mundo, sino lo contrario, bloqueamos nuestra mente y no nos permitimos soniar, sino que nos obstruimos, nos cerramos y le ponemos una excusa a las cosas que si podemos hacer por nosotros. Tambien creo que nuestra mente es muy fuerte y es muy cierto lo que dices, muchas de las cosas que suceden en el mundo es producto de nuestra mente que es tan fuerte, nuestro pensamiento y debemos trabajar en hacerlo mas "alegre". Si tan solo pudieramos concentrarnos en las cosas del bien mas que del mal, quizas podriamos "espantar" la mala vibra!.
Saludos,
Aire
Tengo un material que te lo voy a mandar.

ElJose dijo...

Vaya que rollo me ais metido, pero creo que no eres responsable, son males de la humanidad y de eso somos todos responsables, no es que te crees Bush o Teresa de calcuta en la mente, ellos existen son parte de la humanidad y son ejemplos fieles de los extremos que vivimos, lo que a ti te queda SI, es seguir siendo perseverante y tal como tu misma concluyes, "ser prudente y no seguir por la senda fácil, hay que perdonar a quien nos dañe, hacer el bien y no mirar a quien, y ser nosotros mismos, siempre.
LA VIDA (momentos, felicidad y tristeza tomadas de la mano)...

Un beso