miércoles, agosto 30, 2006

Decisiones finales

Ella quería ser su pareja. Estaba con su amiga (casi hermana) y su madre. Fueron a unos jardines y estuvieron investigando mucho, pero mucho rato. Le vieron y estuvieron con él. Estaba reacio, no se daba a la primera. Quería ir a la gran fiesta y luego divertirse, claro, era joven. A ella la importaba poco eso, solo quería estar con él y ser su compañera, solo quería eso, le importaba poco donde fuese o donde estuviera, ella solo se propuso estar donde él estuviera. Anduvieron las tres mucho hasta dar con él entre los jardines y entraron a la gran casa.

Ella buscaba la comodidad para él y solo veía en las habitaciones grandes lujos y espacios bellos para que él estuviera cómodo y a gusto. La casa era un autentico laberinto, grande y espaciosa. Si la gustaba, era, para que él estuviera a gusto, de hecho cuando él la vio le gustó, al menos se sentía bien en ella, por eso ella estaba contenta, aunque tuvo un sueño de muchos disparos y muerte…pero no supo relacionarlo con qué…

A pesar de la gran casa y lo agradable que él se había sentido en ella, ella no las tenía todas consigo. Algo la intranquilizaba por dentro, algo que presentía que faltaba y que era la prueba de fuego “la Gran fiesta”.

Llegaron a la fiesta, había que subir por una empinada escalera rudimentaria, subieron y entraron, pero algo falló. La madre se puso a hablar sin pensar en el perjuicio que la podía hacer con respecto a él. Él solo la dijo que de momento se lo tenía que pensar y que entraba dentro a cambiarse. Ella se desmoronó, sabía que ahora era difícil decirle nada, mejor dejar que su madre lo intentara, y se fue donde su madre a la que regañó por sus palabras y la dijo: ahora lo arreglas y me lo devuelves como estaba. Ella sabía que su madre no tenía la culpa, ella lo sabía, pero había que intentarlo. Luego se condujo donde el gran fiestón y cogió una cantidad de queso fundido para comer y se dispuso con su amiga a bajar las escaleras, píndias, malas, llenas de gente, pero sabía que si salvaba el queso él tarde o temprano vendría a ella de nuevo. Su madre se quedó arriba con él tratando de explicarle que lo que le dijo había sido un error y, no se lo tuviera en cuenta…pero en lo más recóndito de su corazón sabía que no lo iba a conseguir, simplemente lo sabía.

Ella bajaba las escaleras con dificultad y de pronto un chico a toda velocidad la tiró el bol con el queso, la dolió pero en esos tumultos era casi natural, giró para subir a buscar más, aunque sabía que no lo encontraría ya de esa calidad, el queso de la primera vez, a lo mejor incluso ni quedaba ya suficiente y...de pronto oyó los disparos, aquellos disparos que soñó en la casa…pensó en tanta gente muerta, pensó en su madre y sobre todo pensó en él…No supo más que girar e irse, su amiga estaba boquiabierta, ella tiraba de su amiga, sabía que si se quedaban allí iban a morir, su madre estaba, seguramente, muerta. Y él…

…Él no moriría nunca del todo, él era el mundo de ella, su vida, su todo. Nadie muere mientras haya alguien que no te lo permita. No puede morir nadie que esté clavado en el corazón de otro ser. No ha lugar. Por eso él siempre vive y siempre vivirá…siempre permanecerá vivo…

Si la vida es un sueño, yo quiero que vivan los que amo, es MI decisión(es mío esto)

8 comentarios:

marvision dijo...

Esto son contestaciones al otro post

FOTON: Gracias por tus palabras hacia mi, tu también eres un chico con grandes valores…un abrazo.
JOSE: que bonito, debo devolverle al mundo lo que me ha dado de bueno, claro que si, otro abrazo guapo
DANIELLHA: Yo también siento muy cerca tu aroma amiga..un beos.
AIRE: Me dejas helada, con tus palabras, no se que decirte, eres una auténtica persona linda…un besito amiga gemela
GONZALO: Que bien dicho ha quedado, “al malo solo el cariño le puede cambiar” gracias y un saludo
PRINCESAZUL: Que generosa eres conmigo, que los ángeles te guíen nena. Un abrazo para ti también.
PERSÉFORE: Gracias por tus palabras de ayuda y de apoorte, eres buena pensando y diciendo, no puedo decir nada más que vuelve y ayúdame a ver claro, tu puedes hacerlo…amiga, un abrazo

Y a los que leéis y no comentáis un abrazo a todos

Anónimo dijo...

Pensamiento en espiral, o sueño

Un canto al sueño pensado,
deseos inmutables en el cerebro,
sueños que deambulan solos,
vivir e intentar matar sin morir,
muere lo malo y queda, lo puro,
lo perfecto, lo diáfano, lo radiante.
Sentir es vivir y hacer vivir.

dulces sueños

http://putascrackeras.blogspot.com

CARLOS A. GAMBOA dijo...

La historia con su tragedia invita al desconuselo, pero la esperanza de que nunca morirá lo que tanto queremos...
Saludos esperanzadores:)

Martin Bolivar dijo...

La esperanza es lo último que se pierde, así dicen.

marvision dijo...

PUTASCRAKERAS: que lindo lo que has dicho y has entendido bien mi mensaje, no muere lo que llevamos clavado en el corazón. Era un sueño, ciertamente…saludos.
CARLOS GAMBOA: Nunca morirá lo que yo no quiera yo que muera.Saludos para ti también
MARTIN BOLIBAR: La esperanza, la voluntad, la autodeterminación, son autónomas de la persona y solo a ella obedecen…saludos y gracias

Saludos a todos

foton dijo...

Que fuerza !!
Estoy contigo...que vivan los que amo!!!!.
Es mi decision tambien.

Dicen que el resuerdo mantiene vivas las almas de los seres queridos que se nos han ido. Yo creo. Asi es que ...que vivan los que amo!!!!.

Un abrazo.

Olie dijo...

Me confundí con el relato, pero estoy plenamente de acuerdo en la conclusión...
Mal que mal, morir es nacer en otro lado, al otro lado del velo, creo yo.
Abrazos:

olie
1-9-06

Princesa Dariak dijo...

Lo dicho, los que amo jamàs moriran!...

Un beso de Luz. :)