lunes, septiembre 04, 2006

Cuestión de ACTITUD

Un peregrino llegó a las inmediaciones de una ciudad y antes de entrar, pensó…voy a preguntar que tal por aquí…vió de pronto a un pobre lisiado pidiendo, se dirigió a él y la preguntó:

Que tal la gente de esta ciudad?

El mendigo contestó al hombre:

Gente rara, de mal carácter, con mala faria, déspotas. Fíjese que escupen cuando voy andando…hasta los niños me insultan, mal muy mal….

El Peregrino se estremeció y pensó “que pena, he ido a venir a una ciudad tan inhóspita”, pero se quedó a las puertas paseando sin entrar, por las duras palabras que le propinó el mendigo.

Al cabo de un rato se encontró con un ciego mendigo que pedía en otro extremo de la entrada y optó por preguntarle también:

Que tal la gente de esta ciudad?

El ciego contestó al hombre:

Gente alegre, divertida, simpática, amable y hospitalaria. Fíjese que todos los días me ayudan a venir a mi puesto de limosneo, ya que no veo, me gusta la gente que hay aquí…

El peregrino no sabía que estaba pasando, ya que dos personas similares tenían un diferente concepto de una misma ciudad y decidió ir al gran sabio que vivía en la montaña.

Cuando fue recibido, el sabio le preguntó.

Y dime buen hombre, que se te ofrece?

El peregrino le contó lo sucedido con los dos mendigos y lo diferentes que eran sus puntos de vista sobre la misma ciudad.

Entonces el Sabio le dijo: Vamos tú y yo a ver por qué y así saldrás de dudas.

Entraron en la ciudad los dos y se dispusieron a observar a los dos mendigos.

El mendigo lisiado en su cotidiano, es un hombre agrio y con mal carácter, no respeta las leyes, es un gruñón y siempre anda riñendo a los niños.

El mendigo ciego, siempre está alegre, da las gracias, saluda, sonríe y tiene una palabra de cariño para los niños.

Entonces le dice el sabio al peregrino: Hay tienes la diferencia, la cuestión no está en la gente, está en cada uno de ellos, de los mendigos. Lo que das, recibes.

Entra en la ciudad y trata a todos como quieras que te traten, así será cada uno de tus días, grises o alegres, en ti está la diferencia, da lo mejor que tengas y así recibirás. Solo tú harás que esta ciudad sea desagradable o grata. Tu actitud es la que determinará esa diferencia.

A veces voy por la calle y veo a personas con mal gesto, me apenan porque pienso que, se están perdiendo “algo”. Van enfadadas, tristes y sobre todo con dureza en el rostro y eso es perjudicial para ellas y para todos…¿No sabrán que hay otras personas que se dan cuenta? No se darán cuenta que hacen más el ridículo que un payaso? No se darán cuenta que con mal humor y malas palabras solo se encierran más en ellas y alejan a las gentes? Dan pena realmente…

Seamos alegres, amables, dulces, empáticos, entreguemos amistad, buen carácter, no nos enfademos, cuidemos nuestros modales, estemos siempre que podamos “de buen humor” y…

DESPIERTOS, ATENTOS, DÉMONOS CUENTA, ES LA CLAVE DEL ÉXITO, DE NUESTRO ÉXITO.


15 comentarios:

ElJose dijo...

Hola querida

Que lindo post, tienes mucha razon, lo que damos recibimos, ya es ley y es de compensaciones.

Te dejo un beso

Daniellha dijo...

Marvision...querida amiga , amar no es recibir sino dar, cuando más damos , nos sentimos más satisfechos con nosotros mismos, crecemos, compartimos con los demás las necesidades humanas primarias, entonces la vida se convierte en benéfica para el donador, pero lo mejor de dar ...es no esperar nada a cambio.
Un beso.

cieloazzul dijo...

uffff...
amiga
si todos tuvieramos una actitud positiva frente al día a dia, tendriamos muchas mas sonrisas que malestares....
Mi Padre decía..
" cuando pidas las cosas sonriéndo y mirándo a los ojos, no habrá causa que se te niegue"...
y que dificil resulta a veces sonreír:s
muchos besos!!!!

foton dijo...

Tener sentido comun y respetar al projimo como a ti mismo. La esencia de la convivencia humana.
El correcto uso de la razon.
Me encanta tu actitud !!!!.

Un beso.

nika dijo...

hola,

sí, definitivamente me parece que todo está en la actitud y en no juzgar a otros.

creo que nuestro interior se refleja en nuestro exterior y la clave: tratar como nos gusta que nos traten, tal como se ha dicho aquí.

abrazos
.
.
.

MentesSueltas dijo...

Si definitivamente, la actitud positiva te lleva a ser positivo. La actitud es lo más importante.
Gracias... pues tu articulo me ayudó mucho.

Un abrazo enorme

MentesSueltas

Glauca dijo...

Ya se sabe: recibirás con creces todo aquello que des...
Besos y buen relato

mixtu dijo...

tudo uma questão de atitude, tener una atitude positiva nos recebimos tambien positivo... o no... :(

beijos europeus

Bohemia dijo...

Y así es en realidad, de lo que siembres recogerás...

Abrazos!!!

yole dijo...

Vine a disfrutar de tu alegría...
Saludos nuevos.

dull dijo...

bonita reflexion.

Tengo muchos amigos que bien podrian identificarse con uno o con otro de los personajes.

El karma instantaneo diria Lennon.

suerte y saludos

Federico San Juan dijo...

Tienes razón: recibes lo que das. Es decir, la vida en sociedad no es más que una vil red de transacciones. Aun inconscientemente, todos nuestros gestos para con el prójimo (asquerosa palabreja), son siempre interesados. Jamás existió la gratuidad desde que el hombre es hombre.
No deseo ser amable, ni mucho menos correcto (¿qué diablos es eso? La corrección se la dejo a los bueyes). El mundo tiene cosas buenas, pero a la larga siempre será un territorio inhóspito e indeseable. Si no se es hipócrita, ni se desconoce la burda forma en que funciona la sociedad, la única opción que queda es rechazar el mundo y mudarse a la estepa.
Bueno, cambiando de tema, quería agradecerte la visita a mi blog. Eres bienvenida si deseas seguir conociendo "otra mirada" de las cosas, o al menos "mi mirada". No creas que no valoro tu optimismo y tu fe en las personas, eso es siempre admirable (y también discutible); pero yo soy un misántropo fundamentalista.

Saludos.
FSJ.

marvision dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
marvision dijo...

FEDERICO SAN JUAN

Gracias por tus palabras. Tienes razón en algo de se me pasó por alto cuando escribí ese post tan optimista…sí, me gusta ser amable, sin embargo…correcto???? Mucha razón te doy. Ser correcto no es sinónimo de buen rollo, correcto (que palabra más fea y ahora que me lo has dicho lo estoy comprobando), correcta era la srta. Rotenmeyer, bufff, que feo, creo que quitaré esa palabra de mi artículo. Gracias por ello.

En cuanto a tu artículo…me gusta como explicas el caso (tu forma de contarlo), además que creo que yo también entiendo que les pasa, a ella y a él, los dos mueren en la relación. El comportamiento de ella es paralelo al de él. Cuando se empieza a fastidiar o a ver fastidio en las acciones del otro…algo huele a muerto.
Me gusta tu estilo y no es diferente al mío, no me refiero al que escribo, sino al que llevo dentro, que es más importante. Mira Federico, posiblemente escribo lo que escribo porque quiero ser de otra forma, me parezco y me identifico con tu forma de expresarte. Creo que hay personas que llevamos más de una identidad dentro y eso nos hace estar en medio de ningún sitio y además riñendo con todo lo interior. A ti no te pasa???
No se si soy optimista, pero te aseguro que quiero serlo. Por eso escribo así, lo necesito, pero nada más lejos de la realidad…me parezco mucho a Ángela (ámalo)(se que es amiga tuya y también mía), sabes que nos unió??? El suicidio que llevamos dentro…yo siempre digo que, he muerto muchas, pero muchas veces, aunque solo sea con el pensamiento, sin embargo busco la Paz, la interior, la necesito para seguir….
Me caes de P. M. en serio amigo…Marvision

marvision dijo...

JOSE, DANIELLHA, CIELOAZUL, FOTON, NIKA, MENTESUELTA, GLAUCA, MIXTU, BOHEMIA, YOLE Y DULL:

Os debo una visita ( a algunos), prometido, y gracias por vuestras palabras, siempre gratas para mi. Os aseguro que sois especiales “todos”. Y os quiero a todos, amigos míos….Nos vemos pronto.
Sin vosotros, estaría sola, además os perdería de vivir, porque desde que estáis conmigo y yo con vosotros, soy más…más de todo lo bueno, cada uno me trae un trozo de sí.
Gracias amigos….os quiero
Y a los que lo leéis y no comentáis también os quiero