sábado, octubre 07, 2006

Ser rara o fantástica - desde luego diferente

Soy una observadora nata. Además de no ser conformista, soy atípica y quizá digan ustedes que soy crítica, puede ser, como no…

¿Habéis estado en una reunión de mujeres de 40 años hacía arriba? De qué hablan? Os voy a contar algunas cosas de las que suelen decir en sus conversaciones.

De la casa: las cortinas, de la aspiradora y lo buena marca que es, del robot de cocina y lo que se elabora con él, de las horas que se pasan haciendo la limpieza y nadie las ayuda, de los cuadros, de los colores del salón, del cambio de muebles, de los arreglos, de las comidas o como se elaboran, de lo cara que está la vida, de los olores, de la ropa de sus hijos, de la de sus maridos, de lo desastres que son (familiares) en el baño, de lo tarde que llegan los hijos adolescentes, de todo lo que tienen que repetir las cosas para que al final no les hagan caso (casi nunca).

Tema personal: de las cremas que usan, de la dieta, de la ropa que se van a comprar, de los pendientes nuevos que se han comprado, de la silicona que les gustaría meterse en el cuerpo para estar más jóvenes, del aerobic que practican, de lo que salen y lo que se ponen para salir, de los hombres, de cómo son y como les gustaría que fuesen…de los hombres en toda la extensión de la palabra.

Cualquier mujer que lea esto dirá…lógico, estos son temas de interés en cualquier reunión para cualquier mujer. Sin embargo hay unas pocas (como yo) que no las gusta hablar de temas tan corrientes…Por qué?

Porque no son temas importantes, las cortinas, ni las aspiradoras, ni la limpieza, ni los muebles, ni la comida, ni la ropa, ni la perfección de la casa, ni nada de esas cosas.

Ni es importante las cremas, ni la dieta, ni la moda, ni el parecer joven, ni el hablar frívolamente de los hombres, etc…

Esto es a mi juicio frivolidad y más en los tiempos que corren. ¿Si acaso con estos temas nos reiríamos? Reirnos y que algo nos haga reir (jajaja) Eso si que sería importante, reírnos del mundo y en lo que nos hemos convertido junto a él, la ironía, el sarcasmo…Pero no, no son temas graciosos, son temas -empalagosos-, desprovistos de algo sustancial, de algo de provecho.

La tierra esta en las últimas, nadie debe alarmarse, las circunstancias están como están, no podemos hacer mucho individualmente, pero si colectivamente y sin perder el humor, sacando nuestra mejor ironía, riéndonos de nosotros mismos, procurando unirnos a lo que creamos que verdaderamente puede aunar fuerzas. Intentar ser vehementes con lo que creamos, no frivolizar, no ignorar, sino derramar nuestra fuerza. Ya sea mental o física. Vale mucho el querer, ya dice el refrán…”Querer es poder”, no se consigue nada dejando que lo arreglen los demás.

Todas las personas con las que hablo quieren hacer algo y dicen, haría falta hacer algo… pero cuando llega el momento de hacer X, dicen…Es que yo YA no estoy para eso, para hacer X hay que querer, para hacer X hay que tener ganas. Así las cosas son como son y están como están…

Las mujeres de cierta edad, así van, pensando que hay que hacer algo, pero que lo tienen que hacer los demás…ellas no están para esos trotes (eso me han dicho el otro día un par de ellas). No tienen ganas de pensar, solo piensan si las cortinas hacen juego con el color verde del salón. Sin comentarios…

Al final quizá sea mejor así, ellas son felices en su “ignorancia indiferente”, la que no me conformo con todo ello soy yo y sigo buscando el compromiso. Estaré equivocada? Más aún,… aunque esté equivocada…no puedo pensar como ellas. La frivolidad no se si es mala o buena, pero no me calma el alma, necesito algo y sigo buscándolo…

Tengo la creencia de que la vida es muy sencilla, pero la hemos hecho compleja. Hay que desaprender (Es mío esto)

12 comentarios:

doble visión dijo...

Mar...el ser humano tiene la tendencia morbosa a encapsularse. Hay una inercia que lo vuelve y lo arrastra hacia el centro de la espiral. En cambio el animal, si bien es instintivo y rutinario, jamás deja de buscar, simplemente, porque nadie le pone nada servido en bandeja. Apenas la naturaleza, le provee de todo, pero solo hasta ahí...ya que ellos deben currarselo para conseguirlo todo.
Los seres humanos crecemos con la certeza de que siempre habra alguien que velará por nosotros. En última instancia, ¿no se lo reclamamos a diario al Estado?
A veces pienso, si este vicio que tenemos con internet, con los blogs, y la posibilidad de conocer nuevas gentes, no es una forma también de encapsularnos y aislarnos de la realidad que corre más allá de los monitores.

Un beso
marcelo

Katy dijo...

Sera la razon por la cual nadie me busca para salir?
No soy frívola, ni me considero rara, simplemente especial.
Saludos Mar, sabes que te quiero

Sacri dijo...

Estoy contigo marvisión, menos hablar y mas hacer, que hay mucho trabajo pendiente de realizar para mejorar este mundo. Como es normal, limpio, plancho, paso la aspiradora, etc., pero no me gusta nada sacar este tema en cualquier reunión, como bien dices hay cosas mas interesantes de las que hablar.

Un abrazo

cieloazzul dijo...

Bueno Mar, lo que sucede es que hay de pláticas a pláticas entre mujeres, y de acciones a acciones, en ese tránsito nos vamos agregando a grupos que tienen afinidad a nuestros ideales y acciones, por ejemplo yo que trabajo el día entero tengo amistades de todo tipo y edades, están las amigas de toda la vida con quienes de lo que menos hablamos es de enseres de casa, familia y hombres, hablamos de nosotras como seres racionales y muchas veces poco reconocidas en nuestros deberes y acciones,pero también nos reímos como tontas de cualquier evento que nos atañe a lo largo de nuestros treintaytantos años... están las amigas del trabajo, con quienes hablamos de educación y metas a lograr dentro de nuestra labor como docentes, y poco nos referimos a custiones cotidianas de familia, están las amigas sociales, con las que te reunes y hablas de temas tan frios como la comida rápida, el marido infiel de la otra ausente, de los zapatos de diseñador y del gasto diario ( a éstas las llamo amigas de ocasión) y están las menos, las amigas de verdad, con las que pones en acción aquellas verdades internas, con las que es posible enfrentarte hasta contigo misma para revalorar lo hecho y no hecho, y con quienes es posible poner manos a la obra en el alcance de tus metas...
Pero por el mundo, por el bienestar del mundo en general, existimos unicamente nosotros mismos, y con cada pequeña acción que hagamos aunque sea silenciosa vamos contribuyendo a nuestros ideales.
Muchos besos..
Feliz inicio de semana.

Anónimo dijo...

Y que envidia eh? tener una vida normal y hablar con normalidad como hace todo el mundo, tener Amigos, cosas de las que reirse, cosas que hacer y cosas de las que hablar en serio y tener con quién (por supuesto). Pero claro, cuando a uno no hay quien le pueda soportar... no se tiene sentido del humor, se ven todos los aspectos de la vida en negativo y todo el mundo es superficial, menos uno mismo, claro. Es lógico, todo ésto tiene una lógica aplastante.

marvision dijo...

NO, envidia, no. Precisamente envidia no, es cierto que no me gusta hablar de banalidades. La envidia la he visto, pero encima de mi, por desgracia.
Tener amigos, quien dice que no tengo amigos??? Y tampoco es tan importante hablar de tonterías. Que no me pueden soportar…? Estás equivocado/a, me soportan los que me tienen que soportar.
La vida en negativo, si eso si, y cada día más, la superficialidad que existe no es muy positiva, al menos para mi.
Saludos

nika dijo...

pues no sé, Mar, mis amigas no hablan de esos temas, la verdad hablamos de otras cosas, de cine, de música, de cómo está el planeta, de libros, de política, qué sé yo, de infinidad de cosas (y ya somos treintonas), me aburriría profundamente si hablaran de las cosas que acá describes, creo que somos todas muy atípicas y eso me encanta.

y sí, a mí también me pasa, hay que hacer algo, surge la idea, organizo y luego la mayoría se echa para atrás, pero no pierdo mi impulso porque si no no estaría en paz conmigo misma.

ánimo,amiga.

abrazos

Perséfone dijo...

La sociedad se programa a través de los medios de comunicación, del bombardeo del consumismo, de la manupulación de la información, etc. es por eso que muchas conversaciones no sólo en mujeres de 40, sino en hombres y mujeres de todas las edades.

También existen los que no, y con quienes pudes aprender mucho. No es cosa de sentirse raro, es cosa de tener otros intereses, otras visiones, otras metas.

Mi abrazo.-

Pryncesazul dijo...

asi es mi kerida marvi, hay muchas personas k al pasar de los años se kedan o las dejan sin animos de hacer nada, para poder hacer algo hay k empezarse a kerer uno mismo y no dejar k el autoestima se nos vaya hasta el suelo, si nos caemos hay k levantarnos las veces k sean necesarias, solo es cuestion de kerer... no crees?, cuidate mucho, saludos, y muchos muchos abrazos, tu amiga k te kiere mucho y te respeta...

marvision dijo...

Os agradezco a todos los comentarios pero no puedo individualizar, estoy cansada, ahora estoy más ocupada que antes, espero que me entendáis y me perdonéis, por eso no os puedo contestar como antes, pero se que vosotros me queréis porque yo a vosotros os quiero a todos. Un beso y os llevo conmigo en mi pensamiento siempre. También espero que me perdonéis por no visitaros ahora tanto, procuraré hacerlo el fin de semana. Una vez más, tened paciencia conmigo.
Os quiero a todos, a los que comentáis y los que lo leéis, besos y abrazos para todos.

Os quiere marvision

Olie dijo...

Amiga querida:
Doy gracias a Dios porque me dio la capacidad de pensar y a mis padres, la de estudiar. Y a mí misma, la de superarme.
Tengo conocidas como las que tú describes. No las juzgo, sin embargo, supongo que las grandes tiendas las necesitan ¡¡!!
Cada ser humano es lo que es, según su entorno y su capacidad de estar o no conforme. No creo que las personas distintas seamos mejores, sólo somos distintas. Por lo demás, la experiencia me ha demostrado que esa clase de mujeres suele tener matrimonios afianzados, maridos protectores y muy buena salud, como producto de una vida bien surtida.
Abrazos. Me gustó el post.

SoL LuNaR dijo...

"Tengo la creencia de que la vida es muy sencilla, pero la hemos hecho compleja. Hay que desaprender"
-marvision-

Bonita frase...me la cedes para mi blog? ;)