miércoles, enero 10, 2007

Juzgar, jamás

La joven llegó a la estación, iba a coger un tren a una ciudad donde la esperaba una entrevista para un puesto de trabajo. Faltaba aún un cuarto de hora para que saliera el tren. Se acercó al quiosco y compró una revista y una bolsita de galletas pequeñas y se sentó en el tren a esperar a su viaje, abrió la revista y se puso a leer una página de moda, cuando estaba enfrascada en lo que leía se dio cuanta en un momento que se había sentado a su lado una señora de edad, unos 70 años aprox. de tal forma que quedaban las galletitas entre las dos, en el hueco existente. De pronto la señora abrió su revista que también había comprado, desenfundó sus gafas y las dos se pusieron a leer. La joven cogió una galleta y la señora también cogió otra. La joven se quedó pensando en la desfachatez de la señora, volvió a coger otra galleta y la señora también, de tal forma que cada vez que la joven cogía la señora también y a veces la miraba y la sonreía. La joven estaba enfadada por lo desagradable que le parecía esta señora, en ningún momento la pidió permiso para coger de sus galletas y eso la molestaba mucho, estaba furiosa. Cuando ya no quedaba más que una galleta, la joven, ya hacia tiempo que ni leía ni nada, estaba solo pensando en la reacción de la señora todo el rato, la estaba amargando el viaje la señora en cuestión. Pues en un momento dado la señora cogió la galletita y la partió en dos trozos por la mitad y dejó uno y el otro se lo comió al mismo tiempo miró a la joven y la sonrió con una sonrisa luminosa. Este gesto acabó de enfurecer a la joven que ya no cabía de desencajada en ella, pensando en como se puede ser tan vulgar y tan fresca como esa señora se estaba portando, no, ella no podía reírse de lo mal que lo estaba pasando y encima la señora se sonríe. Así todo el camino hacia sus respectivas paradas. Todo el rato pensando furiosa y enfadada con la señora por lo que estaba sucediendo, sin atreverse a decir nada, pero enconada por dentro. La señora se bajaba una parada antes que ella y al bajarse la saludó con la mano y la volvió a sonreír, para entonces la joven estaba tan ofuscada, que solo veía a una señora estúpida y maleducada que no se sabía comportar en sociedad. La joven no la saludó al irse y no la dirigió nada agradable precisamente. Después del enfado llegó a su parada y se encaminó a su prueba, debía contestar a unas preguntas y ser correcta para dar buena impresión y con el día que tenía…subió al despacho y se acomodó donde la mandaron y la pidieron que escribiera un cuestionario al tiempo que la preguntaban algunas cosas, abrió su bolso para sacar un bolígrafo y al abrirlo vio el paquete de galletitas intacto en su bolso…allí estuvo todo el rato, las compró y no las sacó del bolso, pero entonces…las galletas de quien eran?

Si amigos, han adivinado, eran de la señora que también compró las mismas galletitas, solo que a la señora no la importó compartirlas, más aún, estaba contenta de poder hacerlo.

Esta chica joven no contestó a nada, no hizo bien la prueba y no obtuvo el trabajo, estaba tan ofuscada, primero por todo lo que pensó y dañó su mente y luego al sentirse tan mezquina, recordaba a la señora como la sonreía, como la dirigía miradas agradables y ella…si pudiera enmendar lo que hizo, no, ya era tarde, pero si pudiera servir de lección para la próxima vez, no juzgar tanto, porque amigos eso es lo que hizo todo el rato, juzgar a la señora y la señora a ella no la juzgó, solo compartió y se alegró de hacerlo.

El muñeco de la ilustración es Triqui, más conocido como “el monstruo de las galletas” de la mítica serie “Barrio Sésamo”, lo que quiero decir es que la joven fue más monstruo que este muñeco, por su comportamiento. Lo del color rosa...es que esta serie era de este color...rosa.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

los que no saben vivir siemplemente congelan la vida con juicios y sermones.
amén.
ups, creo que he hecho lo mismo. Bueno, habrá que tener en cuenta que los juicios que molestan son los juicios que condenan y separan de la vida como si hubiese un vidrio, hielo o más allá.

Natinat dijo...

Querida Marvisión:

Guapa amiga mía, cuánta sabiduría, cuanta verdad, cuanta intensidad en el breve relato, cuanto de la insensatez humana, cuanta mezquindad, arrebato y ofuscación en lo aparente.

Aunque me encuentro viajando desde este mi pequeña laptop accedo a tu espacio el que, como siempre, hermoso rincón de palabras dicentes. Con gran gusto celebro la reflexión que me provocan tus letras.

Te agradezco tus visitas y tu cálido afecto, me tocaste. Un gran placer dejar mi humilde huella en tu casita y recorrerla, hasta pronto Marvisión. Siempre contigo, siempre te quiero
Besos y un gran abrazo

Natinat

Anónimo dijo...

Hola nuevamente Mar,

esto que relatas es precisamente una muestra de insensatez. Ojala y aprendamos todos a manejar lo que tenemos que es la reflexion, antes de juagar a la gente.

Saludos,
Aire

marvision dijo...

CRISTO, NATINAT, AIRE
No podemos negar que alguna vez hemos pensado así, al menos yo si, por eso ahora me doy cuenta de que he juzgado y no me gusta, esto bien me pudo pasar a mi, aunque no fue así.
Creo que reconocerlo es la base de todo cambio.
Gracias por vuestras aportaciones
marvision

Anónimo dijo...

Hola española! seguí tu huella desde el blog de cristo.

Algo me dice que tenés un septimo sentido... que sos una cazadora de sueños y de desnudeces en vuelo.

en verdad tu relato es de pesadilla, se divisan muchos personajes de seda, invadidos de gusanos que no les dejan vivir como la gente

Te dejo un saludo con nocturno al mediodía.

TQ

Teculio dijo...

Hola Marvisión, amiga siempre recordada y querida.

Estoy contigo en tu palabra. y sé que vives en la profundidad luminosa del secreto. me ha encantado todo lo que has escrito, te comprendo perfectamente. tu poder de mirar la conexión se ha incrementado por mil. Amiga cada día me identifico más contigo, noto que una parte tuya está en mí y una parte mía la tienes ahí. Lo veo ahí en tus respuestas a fotón y bruja vaska.

Mar actúa, cumple con tu deber, si mantienes tu fe en lo que yo sé, no tienes que preocuparte de la ley del karma (acción y reacción), no tienes que preocuparte de discernir entre el bien y el mal, con la clase de corazón que tienes, puedes actuar a ojos ciegas in consultar catálogos de cosas buenas ni catálogos de cosas malas para darte cuenta que lo que haces nada tiene que ver con el bien y el mal (la ciencia del bien y del mal), que el resultado de lo que hagas no podrá ser juzgado jamás porque no te mueve el fruto del árbol (reconocimiento), sino el placer de sembrar para que otros cosechen, pues lo tuyo... está y estará reservado por siempre.

El mundo de los buenos y los malos lo fabrican las mismas personas que juzgan y clasifican, según su conveniencia, según sus prejuicios, según las apariencias y su auto engaño. Ese mundo existe, es cierto, pero allá aquel que quiera pertenecer a ese mundo en el cual estamos, pero no necesariamente tenemos que pertenecerle. Si ponemos buena voluntad, Fe y amor del bueno, perfectamente podemos sustraernos de ese mundo regido por la moral, y por las leyes que lo gobiernan al antojo de los poderosos

Un gran abrazo del indio

Jiñocuago

marvision dijo...

Indio, amigo mío, eres de las pocas personas que me hace llorar por tus palabras.
En un momento te refieres a mis contestaciones a Fotón y Bruja Vaska, y me doy cuenta que te refieres a que , no creo en hombres malos y buenos, no, ya no, y cada vez menos, ni los malos son tan malo ni los buenos tan buenos, solo son máscaras que se ponen para no ser lo que realmente son, seres perdidos, frágiles, pequeños sin más, pero que prefieren ponerse mascara y decir que son así o asao, precisamente para aparentar y sentirse reconocidos por la sociedad a la que pertenezcan en ese momento.
Un hombre que ha asesinado en bandas u otros grupos, no sabemos su historia, no sabemos que es lo que le llevó a hacer eso, seguro que solo tienen MIEDO, aún con una pistola en la mano, a lo mejor nadie le dio una caricia, o le enseñó un modo de vivir mejor, cuando le hizo falta, por eso ahora está matando y a buen seguro que ni sabe bien lo que hace, es como una marioneta. Aquí en España tengo a la ETA, pero hay muchos grupos islamistas y de otras clases de asesinos a sueldo, etc…que no se que es lo que hace que estén haciendo eso, en todo caso todos tienen miedo y no aprecian nada su vida. Los que dicen ser buenos, tampoco son tan buenos, que no nos ponga el destino en una encrucijada, que nadie nos venga a matar a nuestro padre o nuestro hijo delante de nosotros. Yo le preguntaría a una madre o padre que es lo que se merece el violador de su hija? Y a buen seguro que si se le encuentran, a ese padre no le importaría ir a la cárcel por vengar a su hija ultrajada, esto solo es un ejemplo de los miles de millones que se pueden poner.
No existe ni lo bueno ni lo malo al 100%, solo existen personas con una historia, cada una con la suya, por eso cada uno estamos en el sitio que estamos y nadie más ocupa nuestro sitio, a no ser en nuestro interior, que eso es otra historia.
Me dices “cumple con tu deber, si mantienes la fe en lo que yo sé…” Desde luego la FE la tengo bien arraigada, y lo demás iré dando pasos…para hacer lo que deba. No creo en el bien, ya te lo he dicho, sin embargo si creo en ser cada día mejor y más perfecto, moldeándonos diariamente y entregando lo mejor que podamos, además tengo ayuda…

Te quiero mucho Indio, como me gustaría poder conversar contigo en persona…algún día podrá ser, quizá.
El viento que dejas aquí cuando pasas es dulce
Abrazo y cariño para ti amigo
marvision

benitocamelo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
marvision dijo...

He quitado el comentario, por desagradable y porque no admito más críticas sin firma, sin identificación.
El que me diga algo que de la cara.
saludos a quien sea

gonzalo dijo...

el dueño de los sermones es el uno en el eneagrama.

besos a tu jardín interior.

Anónimo dijo...

Amiga, me olvide decirte que el muñeco de tu publicacion es uno de los favoritos de mi bebe, aqui se le conoce como Cookie Monster. Te quedo muy lindo ahi...

Saludos y gracias por tu aporte en mi pagina.

Aire

Isabel Romana dijo...

Una historia muy educativa, querida amiga. También yo pienso que hay que ser amable siempre y no perder jamás los papeles. Hace falta tener amigos hasta en el infierno. Besos.

Freshmaker dijo...

Vaya Marvision. Realmente me sigues sorprendiendo con estas historias que cuentas. Me hacen pensar. O mas bien deberia decir repensar porque llevo tiempo aplicandome cosas de este tipo ;-)

Un abrazo Marvision.

anibalechon dijo...

Una historia muy bonita y aleccionadora, creo que las cosas son mucho mas sencillas de lo que parecen, y que antes de juzgar, lo mas simple sería preguntar.
A mí la verdad es que me cuesta muchísimo, pero es una de las características de la persona a la que amo, y por ello, poco a poco lo voy asimilando, y francamente, es mucho mas sencillo y gratificante una pregunta (realizada educadamente), que una ofuscación.

Un beso querida amiga y recuerda: PREGUNTA Y ACERTARÁS.