jueves, febrero 01, 2007

El día que me llamaste

Estaba harta, agotada, llevaba un tiempo viva por fuera y muerta por dentro. Se cansó de huir mentalmente, necesitaba paz y aunque no sabía si la encontraría, debía hacerlo. No veía otra solución. Subió los once pisos y los ocho escalones que la separaban de la azotea, miró y pensó, dentro de un rato ya no estaría aquí. No quiero estar viva, decía para sí.

Observó a los coches allá a lo lejos, se subió a la cornisa y se dejó caer. Desaparecerían sus problemas, no tendría que preocuparse más de nada, estaba vencida.

De pronto se le regresó a su mente todo lo mal vivido como una mala película y él porqué. Tantos desengaños, tanto dolor, se sentía vacía. Nada le fue fácil, cada paso fue una confusión, era buena para atraer la mala suerte o era ella que no sabía buscar la buena. Y si hubiese buscado la buena seguro que en ella se vuelve mala. No, no tenía forma de salir del nefasto vivir que la tocó. Entre dos caminos, ella solía escoger el que no era bueno o se volvía malo por ella transitarle, era un cenizo, estaba convencida de que era gafe. Este pensamiento nefasto era lo único que podía llevarse a la tumba…solo recordaba algo agradable, una cara de ángel. Ya había soñado con él en alguna ocasión, si, aquella cara inconfundible y parecía que la llamaba. Siempre tuvo la imagen de esa cara angelical, aunque siempre pensó que estaba sólo en su imaginación, que era algo que ella deseaba, no podía existir un ser como aquél. Era su deseo de que existiese, pensó. Una muy buena representación de algo hermoso que crecía en su mente. Y sin embargo a medida que caía y caía su imagen era más cercana…se daba cuenta que era lo único que la mantenía despierta y pensando, el resto era nefasto y no merecía la pena, solo debía olvidarlo. Pero aquella voz, aquella mirada, aquella sonrisa de cielo, aquellas manos agitadas llamándola, si la llamaba a ella…Estaba cayendo y le esperaba el suelo, la muerte, la nada. Sabía que seguía cayendo y cayendo…no sabía muy bien por donde iba, por el 8º? Por el 6º piso? Y el ser angelical la llamaba una y otra vez…Ella encontraba calor en el candor de sus ojos. La decía, ven a vivir, sígueme, yo te guiaré, entrégate a mi…yo se lo que necesitas, este es tu momento de vivir, tan corto como tú quieras, tan largo como tú desees.

Ahí se quedó, posiblemente su cuerpo esté suspendido, su mente y espíritu lo paralizaron, lo ralentizaron, eso la salva como si fuera algún rellano o descanso. Teme encontrarse con lo que anteriormente deseó, la nada. Ahora no, ahora no quiere caer…su ángel la acerca, la mima, la mantiene…No, ya no quiere caer, necesita echar “alas” y así volar, para eso necesita una metamorfosis. Lo malo es saberlo, lo bueno es saberse acompañada de su ángel, él la ayudará.

El tiempo está en las mentes. Vivir es dejarse llevar, entregarse. Amar es vivir

13 comentarios:

marvision dijo...

Panflín te contesto aquí porque nada más poner este comentario hice el siguiente artículo.

Panflín dijo...

Querida Marvision, quiero dialogar un poquito sobre esto del aborto:

La libertad es como un sentimiento que, paradójicamente, te esclaviza.
Un ser LIBRE, elije; y una vez que elije, si lo hizo en libertad, tiene la obligación moral de asumir la responsabilidad de su elección. Por tanto, se hace esclavo de sus consecuencias.

Pero no ejercitar la libertad es aún peor, pues te lleva a tener una vida caótica, llena de arbitrariedades, o bien a someterte a priori a los criterios o deseos de otro.

En mi opinión, cuando alguien aborta por motivos más o menos superficiales pero "en ejercicio de su libertad", en realidad está desterrando DOS LIBERTADES:

-1- La suya propia, pues antes de quedar embarazada esa persona tomó la decisión de "poder quedarse" embarazada; al abortar, se desdice e intenta separarse de la responsabilidad que se desprende de esa elección.

-2- La del bebé, que, claramente, SÍ es un ser vivo, ser humano. Un ser que, por no poder "ejercer su libertad", ni siquiera puede opinar ni llegar a tomar conciencia de sí mismo.

Hasta donde las leyes te lo permiten, puedes estirar las posibilidades sin que te consideren delincuente. Pero para mí eso no te priva de la pena de vivir como un tirano.

marvision dijo...

PANFLIN
Estoy de acuerdo contigo en todo. Aunque eso de que una chica joven sepa que se puede quedar embarazada…no se que decirte, hoy día la juventud no sabe, no contesta. No son muy responsables tan jóvenes, tiene muchas libertades y no saber ejercerlas correctamente. Por lo demás estoy de acuerdo contigo, la libertad es buena si haces lo que quieres hacer. Las consecuencias ya son otra historia personal.
Estaré por vuestra isla, jajaja, merecéis la pena, los dos.
Un saludo de marvision

lestat dijo...

Pero su muerte
como la de todos los fugitivos
que placidamente se sirven de cerrar círculos
(viciosos y virtuosos) marco el relámpago
de los que huyen
el viaje / el pasaje de villari
de reo vago a tonta especie
no será más amargo o breve
que el pecado de haber escrito
María de Magdala pecadora,
el ángel que no la condena, el señor
que la absuelve / ser inconcluso
No hay fugitivos
su tiempo no es nada más que espadas
su niñez duro cinco minutos
su adolescencia le tomo segundos
su madurez toda una eternmidad

Saludos cordiales,

Lestat

Hasintrucha dijo...

Querida Marvisión tenía rato de no visitarte pero he vuelto a retomar camino. Interesante relato.

la vida pendiente de un hilo,
al borde de una cornisa, una ráfaga de viento
da el toque, el impulso marcado
vivir huyendo del amor...
y encontrarlo justo mientras se cae al vacío
poner salvaguardia al cuerpo
para después verlo estrellado en el pavimento
un suceso irrefrenablemente grotesco

en el gesto de aquel ángel de vida
tejiendo una red o una imagen
que aun puede sentir amor
y detenerle en un infinito suspiro

de pronto sentir que somos
una masa de músculos
y vísceras desparramadas
dentro de un dobladillo de ternura.

acelera o desacelera la muerte,
el tiempo congelado
la muerte que tarda
Cree sentir, cuando quizá
ya no esta sintiendo nada


Besos

Hasintrucha

Misionero dijo...

Sustancioso post que me lleva a evocar esto que te dejo con mucho cariño

Un paso más y el vacío. El deseo de escapar o de imponerse algo perenne y tribunal. Sí ya sé que va en caída libre. Un cuerpo contraído de mente inconstante cae. ¡con que libertad cae!, caerá en un charco de Dios o en un charco de sangre. Su expansión lo desmiente al caer; la tristeza que le chorrea lo mueve de los hilos como una marioneta desmadejada. Pasa un instante, pasa otro… no sé cuantos pasan?. Se oye un murmullo. En la calle los curiosos ven el bulto que viene cayendo, donde las miradas de todos esperan curiosos el choque explosivo del cuerpo contra el andén; pie por pie el cuerpo seguía cayendo, caía y caía y pronto caería sobre el sendero del mundo, alguien pidió una red para recepcionarlo. “cuidado” - dijo uno de los curiosos, el aire se lo está llevando lejos del sector… ¡Un gancho! pidió otro, había que sujetarlo con un gancho para evitar que se escapara, había que decirle algo con un gancho, mientras el ligero cuerpo flotante extendía sus alas, se elevaba pie por pie y se perdía, más allá de donde lo desaparecido que fue llamado instantes antes iba a despeñar un cuerpo laberintoso sobre nosotros

Un gran abrazo

Alahim

foton dijo...

Perdona mi ausencia en los temas anteriores, es que estuve desconectado por trabajo una semana.

Ya llegara el tiempo en el que sabremos con certeza lo que nos espera despues de la muerte. Por el momento no lo saemos, solo suposiciones.

Yo personalmente no le temo, muy por elo contario me parece sana, es simplemente una forma mas de nuestra existencia organica.

Hay muchisimas personas como el caso que cuentas, que no hay forma de que encuentren la armonia necesaria para vivir. Es el karma de cada uno, y lamentablemente contra eso no se puede ir.

La solucion esta en la muerte. En irse fisicamemnte de este mundo, descarnar...como dicen otros.

Jamas me he sentido con el derecho de aconsejar a alguien que esta absolutamente decidido a descarnar.
Es una cuestion absolutamente unipersonal. Si el o ella lo dicidio...que lo haga.

Es simplemente el paso a otra forma de vida.

Un abrazo.

marvision dijo...

LESTAT
Muy buenas tus palabras. Aunque no las entienda del todo, me quedo con “su madurez le toma toda una eternidad” Saludos a ti amigo.

HASINTRUCHA
Muy buenas tus palabras que viene a remarcar lo que digo o trato de expresar. Cuando caigo, es cuando veo. No somos más que lo que recordamos y nadie dice cuando debemos recordar, quizá necesita caer para ver y darse cuenta de lo que siempre estuvo a su lado y no vió. Te echaba de menos. Besos mi buena amiga.

MISIONERO
Sí, nadie sabe cuando llegará lo que deseas. Por eso a veces es la mente la que sale a buscarlo. Sí, en la caída ella se da cuenta de lo que está a su lado y quizá siempre estuvo, empieza a sentir lo que se puede perder y es cuando ya le pide a su mente que la permita un poco más y un poco más y un poco más…y se lo concede, sin embargo ella sabe que está en caída. Cuando estamos en peligro todos los músculos se despliegan y esto es una máxima ante el peligro, aquí se despliega todo en ella sabiéndolo, la da la oportunidad de vivir esos segundos como si fuesen horas, días, meses, años, siglos y la posibilidad de crear alas para salir de donde está inmersa. Ya sabes, ella cuenta con su Ángel.
Abrazo de cariño para ti

marvision

marvision dijo...

Gracias Fotón, solo decirte que ella no esté desarmonizada. Antes cuando quería morir, ya estaba muerta, te das cuenta? Ahora no teme a la muerte, mientras esté entregada a su ángel. Se ha abandonado en sus manos, él la llevará. No, no importa morir si su mente, su espíritu y su cuerpo está con él. Espero que hayas entendido bien. Solo debe seguir y seguir y seguir...
No te preocupes, te eché en falta, claro, pero lo comprendo. Un abrazo Fotón.
marvision

Moshe dijo...

Caer así, entregarse así… caer en trance… escuchando el latido del inmenso corazón que desde siempre nos llama, es como una iniciación, que implica una transformación, requiere en unos segundos eternos, vaciarnos, reconstruirnos, perder el miedo a lo inminente, reabsorbernos y echar alas para volar con el alma ungida de silencios, temblando ante el misterio de ser parte de su esencia

Moshe

Anónimo dijo...

Hola guerrera del amor y los sueños...

Me parece que en este post estás explorando un sueño, un sueño que casi todos de una u otra manera hemos acariciado. ¿Explorar los sueños?

¿que son los sueños? ¿acaso un ideal prefabricado? ¿imágenes advenedizas que se postran en los rincones de nuestro cerebro? ¿energías que se manifiestan desde el centro de lo que somos?

La muerte es como los sueños. Los sueños son el universo todo, el re juego de los tiempos y el cruce de los sentimientos por las avenidas de la vida interior. Los Ángeles!!, siempre hay uno para cada quien, son nuestros ojos proyectados a una trascendencia humana, que motiva el impulso, que mueve la voluntad, que se esfuerza desde el subconsciente hacia el logro de la felicidad y la satisfacción.

Me encantó tu post para hacer reflexiones profundas. Gracias, gracias por la visita, fue un placer leer tu comentario.

Aníbal

Anailse dijo...

Amiga si aguzamos el oído siempre hay una voz a nuestro alrededor, adelante, atrás, a la izquierda, a la derecha, arriba, abajo; es la voz interior de nuestro ángel, su voz siempre será como una vela agitada por el viento hablándonos, único que augura la floración de la vida en otras amplitudes, único en quien podemos confiar para encontrar el camino de regreso a casa.


Un beso desde la azotea

Anailse

marvision dijo...

MOSHE
Que bien defines, no queda mucho que añadir, estoy en tus palabras. Saludo

TRESKETECHO
(Los Ángeles!!, siempre hay uno para cada quien, son nuestros ojos proyectados a una trascendencia humana, que motiva el impulso, que mueve la voluntad, que se esfuerza desde el subconsciente hacia el logro de la felicidad y la satisfacción.)
Este trozo de tu comentario me lo quedo para mi. Es total!!
Saludos Aníbal

ANAILSE
Gracias por recordármelo. Sí siempre está, pero a veces nos tira la materia. Un beso para ti Anailse. Te visitaré pronto.

Anónimo dijo...

¿y cuantas mujeres más deberán morir asesinadas o en suicidio propio hasta que se reconozca que un no nato no deseado no difiere de los espermatozoides y óvulos que matamos diarimente? a menos que consideremos que la función que tiene La mujer en este mundo es ser madre, porque sí, por pura maternidad, siempre madre por encima que mujer. pero incluso, el tema sigue siendo otro, esté o no esté prohibido el aborto se seguirá haciendo -no todos somos cristianos, no todos tenemos la misma posición respecto a la maternidad, que a las claras es un encargo social-, y mientras hay gente que prohe y prohibe, las mujeres adineradas abortan y se olvidan al mes de lo que sucedió, las menos favorecidas ya no vuelven de su "osadía" -en Argentina muere al menos una niña por día en los hospitales públicos tras haber intentado abortar.
¿qué se hace con las diferencias?
por lo visto se las juzga.
ni hablar del tema droga y su beneficio para el gobierno de la ciudad.
¿qué se hace con las diferencias?
se las anula.
se las criminaliza.
a los locos se los aparta para que no molesten a la gente buena.
a los criminales "de abajo" se los encierra, a los de arriba se los respeta.
a los niños se los "educa" en forma serial.

claro, dirás que las chicas que abortan son asesinas y no podemos justificar asesinatos, pero lo cierto es que la ley que lo prohibe también asesina niñas. la violación de padres a sus hijas es mucho más común de lo que parece, pero la religión oficial sigue siendo el caoticismo y para la iglesia está mal no creer en el alma; y nuestros buenos padres no dejan de decirnos qué debemos elegir y qué no.
(los griegos incluso mataban a los niños que nacían con alguna discapasidad porque pensaban que el sufrimiento que se puede evitar es mejor evitarlo a tiempo, ¿eran mala gente?)
porque no se trata de discutir valores, se trata de ver qué postura tenemos ante los valores ajenos (las cosas suceden aunque nos ceguemos con doctrinas de fe y esperanza).
pero nuestra sociedad es así, hecha de madres intachables (aunque en el fondo lo que sientan sea desprecio) y de padres dueños de lo suyo, de su Capital, que incluso son sus hijos a los que pueden violar tras las paredes de su intimidad (como los "padres" de la iglesia violan niños de tanto mimetizarse con el concepto).


hasta aquí llegué, desde ya que te agradezco me hayas invitado y es un placer establecer este diálogo. (por cierto, me hubiese gustado un comentario tuyo sobre mi post, que creo que no nace de preguntas muy distantes -también habla del encargo social y la maternidad como definición de mujer.)

beso