martes, febrero 27, 2007

¿Hacia donde caminamos?

Llevo tiempo estudiando y evaluando el “hacía donde vamos”. Dicho así parece que estoy hablando de “catástrofes” que también serían destacables, como no. El famoso planeta y su problema….Pero no, hoy no quiero hablar de esto. Hacia donde vamos o caminamos. Con esto quiero plantear otras cuestiones.

Hace poco leí un libro que ya os hice referencia de él, “El corazón de las tinieblas” de Joseph Conrad. Hace referencia a un hombre educado que marcha al corazón de África a buscar fortuna y se vuelve un depredador, un salvaje, ya que daña a los indígenas con lo más ínfimo “El terror”, los aterroriza y hace mis escarnios para ser el mejor y ganar más dinero y prestigio…El mejor??? Acaba trastornándose al no reconocerse como quien fue y luego surge esta pregunta…Si la avaricia, la envidia, el poder, no llegará a destruir al hombre, no ya por fuera, sino por dentro. Que fragilidad el ser humano, hoy ser un educado señor y dentro de unos años sentirse, “verse” irreconocible…un depredador.

Bueno que no es de esta historia de la que os quería hablar (al menos solamente). Sino de “hacía donde vamos”

Es un hecho que el cerebro humano sigue evolucionando bajo la presión de la selección natural. Sabemos que se pasa de genes a genes y eso es fantástico, porque estoy segura que será para bien. Debe encontrarse “algo” que cambie todo, que no necesitemos a nadie, que nos valgamos por nosotros mismos. Que nos abastezcamos sin tener que interactuar unos con los otros para tener nuestras primeras necesidades cubiertas. Solo así podremos ser felices.

Debe ser cuestión de creer en ello y no hacerse largos recorridos mentales, sino ir proyectándolo en nuestro cerebro para fijar esa variante, necesitamos que los que nos sucedan tengan la inteligencia de poder cambiar el caos existente, se que se puede hacer, se que se hará, yo estoy en ello.

Dicen que solo veremos cambios si empezamos a mirar con otros ojos. Como? Viendo lo bueno de los que nos rodean y siendo generosos en cualquier circunstancia, perdonando y siendo coherentes.

Yo esto lo creo…Entonces? Si empezamos a creer que nos abastecemos de alimento sin necesidad de sentarnos a la mesa, a lo mejor la comida no es más que eso, pensar que comemos. Igual que curarnos, pensar que no enfermamos. Lo mismo que no envejecer, o lo mismo que, pensar en no morir, pensemos que somos eternos. Empiezo a pensar que todo está en nuestro coco. ¿Qué decis????

7 comentarios:

Matego dijo...

Estoy de acuerdo Mar, nuestro pensamiento es tan poderoso que aún no somos capaces de percibir todas sus posibilidades. Alguna vez alguien me dijo "que el mundo no es como lo creemos sino porque lo creemos como lo pensamos". Si puedes cambiar lo que piensas, el mundo también va a cambiar pero debe verse reflejado primero en el microcosmos de tu ser para llegar a todo lo demás. Igualmente creo que si todos dieramos todo lo que tenemos, nadie necesitaría nada porque la única razón para que alguien necesite algo es porque alguien más lo esta reteniendo. Así que dejemos de retener. Un abrazo.

La Bruja Vaska dijo...

Si estoy de acuerdo en eso de que todo esta en nuestro mente y que nos creemos lo que pensamos pero si necesitamos sentarnos a comer y si necesitamos medicacion para curarnos, ojala yo me creyera eterna, mortal!!!! Pero se que no... yo en mi caso por mucho que me esfuerce en pensar que estoy super sana y que mi asma no me da problemas pero llega el dia que me toca darme de morros y voy al medico.

Dicen que el pensamiento es el mayor placebo que posee el ser humano... si nos empeñamos en que algo es cierto al final; lo sera!!!

Muxu asko

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Con tantos instrumentos modernos para usar y el ser humano está a la deriva, es una gran contradicción...cierto?
saludos

Julio César dijo...

Pienso...
A donde quiera que vaya, solamente sé que la libertad de hacerlo es mi mejor regalo.

foton dijo...

Complemtamente de acuerdo contigo...todo parte de nuestro coco. Depende de como pensemos de como vemos la vida y asi viviremos. No me cabe la menor duda de esto.

Por eso mi diaria lucha con migo mismo, por superar mis monstruos.

Un abrazo.

Olie dijo...

Sin embargo, yo no puedo perder de vista a Dios. Creo firmemente que somos Su Creación y, si Él nos otorga la posibilidad de ser co-creadores, eso es parte del libre albedrío.

Siempre tengo presente que la mayor energía del ser humano es aquélla que nace del corazón.

Abrazos,

olie

Princesa Dariak dijo...

Si, algo de razòn hay en tu reflexion, y parte tambien la tiene Olie, pensamiento y corazòn van juntos... unidos a la Energìa Creadora.
Te quiero agradecer el haberme impulsado a seguir debatiendo en el blog de nuestra amiga Opalo. Tu comentario en La Espada llegò en un momento oportuno. Gracias!.

Un abrazo de Luz.