viernes, marzo 30, 2007

Miremos con otros ojos

Ya saben ustedes que yo no creo en el mal, el mal no es más que la creencia en él. Tampoco creo en el bien, creo en que cada día nos debemos superar un poco cada uno de nosotros para encontrar nuestra perfección. Voy a contaros una historia del bien y el mal.

Había una modista que tenía un taller de costura, en el que trabajaban dos chicas (empleadas) con ella.
Un día estaba una clienta muy rica probándose un traje y de pronto reparó en una muñeca que había en un sofá. Y Dijo:
Que muñeca más rara, no es fea, pero me da terror, es como si quisiera dañarme. No hicieron mucho caso el resto de trabajadoras.
Otro día fue una de las empleadas la que dijo que aquella muñeca la miraba como si quisiera hacerla mal de ojo. Las otras empezaron a mirar a la muñeca cada vez que entraban y sí, contemplaron su cara y era de esas caras asesinas, ¿como es que hasta entonces no se habían dado cuenta?. Empezaron a pasar al lado de la muñeca y a percatarse de que “parecía viva”, cada vez se hacía más difícil olvidarse de que estaba allí. Trataron de cogerla y guardarla, pero cada vez que se disponían a tocarla era como si no las dejara hacerlo. La muñeca era la dueña de la situación.
Empezaron a no querer entrar en la habitación donde la muñeca estaba, las daba miedo, llegaron a negarse a entrar allí y las clientas se tenían que probar las ropas en el pasillo. Ni siquiera la sirvienta se atrevía a entrar para hacer limpieza, así transcurrió más de medio año y cada vez la muñeca era más influyente. A veces la muñeca las pedía que hicieran algo y ellas lo hacían, por temor. Por ejem. Quiero que me compréis una pulsera de oro, o quiero que hoy no comáis, o que trabajéis toda la noche, etc… todo esto de forma telepática ya que la muñeca no podía hablar. Poco a poco se fue haciendo la dueña de la casa y solo vivan para ella, desde la mañana a la noche. Así transcurrió casi un año y no veían ninguna salida.
Un día vino de nuevo la clienta rica, acompañada, esta vez, de su nieta. La niña anduvo por toda la casa registrándolo todo y por supuesto entró en la habitación donde estaba la muñeca, de pronto la cogió fuertemente y la llevó a su corazón, la dijo te quiero mucho. En ese momento una de las modistas dio un grito al vea a la niña abrazar a esa muñeca monstruo y las otras miraron aterrorizadas y empezaron a gritar…TIRALA, que es muy mala y te puede dañar. Es MALVADA, decía la otra. EL DIABLO, EL DIABLO, gritaban…pero la niña solo abrazaba y besaba a la muñeca. Con una gran sabiduría para su corta edad las dijo:

Esta muñeca solo necesita AMOR y yo se lo voy a dar, ahora es mía y será la mejor muñeca que nunca tuve. Solo la daré Amor y a cambio será mi gran amiga.

Moraleja: Nos creamos nuestros propios fantasmas, diablos, maldades. La maldad no está en nadie, está en nuestros cerebros. “sirvió solo que una gran clienta dijera algo malo sobre la muñeca, para que todas vieran lo malo… y en eso se convirtió”
“sirvió que una niña la abrazara y viera un linda muñeca…para que se convirtiera en el ser más luminoso y bello…cuanto nos enseña la vida”

11 comentarios:

Aire dijo...

Cuan cierto amiga,
El mal y el bien esta en todos y en todo, el que quiere ver lo malo lo hara, lo mismo el noble, el bueno, el generoso, en fin..

Otro punto en el cuento es dejarse influenciar, y es que hay veces una situacion nos lleva a asumir o dejarnos llevar por las apariencias y ligeresas...

Me gusto el cuento de la muñeca... en el cuento hay otro tema que esta en el tintero, hay ciertas personas que al dar una opinion para otras resulta tan pero tan influyente que como lo dice el cuento, sin mayor problema solo toma el comentario u opinion ajena, como una verdad que adoptan de manera propia.

Un saludo amiga,

Aire
.
.

francisco dijo...

...cuanto daño puede ocasionar la frase?< me han dicho - que... ->.

Hace muchisimo tiempo que no leía la palabra "moraleja".

Un abrazo Mar.

marvision dijo...

AIRE
Esa es la cuestión, cuando decimos algo agradable o desagradable de alguien, enseguida estamos creando una causa-efecto. Por eso debemos medir nuestras palabras, comentarios, etc…
FRANCISCO
Que razón tienes, y cuantas veces lo hemos hecho, yo la primera, pero te aseguro que lo hice sin saber que estaba haciendo mal, por eso no me creo culpable de nada, malo es cuando lo sabes y lo haces para hacer “daño”.

abrazos a los dos

La Bruja Vaska dijo...

El culpable de la dichosa frase: "me han dicho" es el tono con el que se dice. Influir en las personas es facil, si nos creemos que algo es malo y te machacon con ello al final nos lo creeremos.
Te voy a dar un ejemplo, mi madre siempre me ha machacado con que no tengo paciencia y recuerdo que cuando empece a salir con mi marido siempre le machacaba con que se lo pensara el estar conmigo que yo no tenia paciencia y tenia demasiada mala leche. Eso todos los dias que le veia. Hasta llegue a pensar que se lo iva a creer!!!!

Muxus!!!

marvision dijo...

BRUJA VASKA
Lo primero felicitarte por tu sinceridad, me gustas mucho, eres una persona “auténtica” que dice lo que siente. El que hables así de “lo que pensaba tu madre de ti” habla muy bien de ti. Nadie es como nadie dice, cada persona tiene la fuerza y su momento de cambiar aquello que no es grato, ni padres ni amigos ni nadie debe enjuiciar a nadie, porque cuando “cada” persona quiere y es el momento, o le importa la persona…”cambia” sin que nadie se lo tenga que decir.
Este es el peor de los problemas, que medio mundo habla del otro medio, sin saber lo que dice. Solo por hablar.
Gracias por como eres. Me gusta mucho la gente que habla claro y no lo/as que tratan de decir lo que conviene, que por desgracia tengo un radar y los/as detecto con mucha facilidad (sabes un secreto?) Esas personas a las que aludo, se las ve el plumero, tu y yo no tenemos de eso, porque lo sacamos al aire siempre, así no nos avergüenza nadie, jejeje. Guapa eres total.
Besos para mi vasca favorita.
Marvision

Opalo dijo...

Ya volvi querida...ya habra tiempo de comentar tus hermosas reflexiones poco a poco.
Besitos

marvision dijo...

Me alegro de que hayas venido, merecías esas vacaciones, ahora estaremos otra vez adelante.
Te he echado de menos
beso de marvision

La Bruja Vaska dijo...

Marvision GRACIAS!!!!! Gracias por esas palabras... me llegan muy dentro!!! Yo soy asi y siempre he creido que no era bueno por que no me importa soltar la verdad, aunque duela, aunque no guste. No lo he tenido facil y aprendo de mis errores y el ultimo golpe que me han dado me ha hecho ver que por mucho mal que me hagan yo no voy a hacer lo mismo que no me voy a vengar, no voy a hacerles yo lo mismo... pero no me voy a dejar pisar. Esta conversacion es para estar en un bar con una buena taza de cafe!!!!
Gracias por que aunque solo nos conozcamos por los blogs se mas de ti y tu de mi que muchos/as de mis amigos.

Muxus

PD: Gracias al moderar de los comentarios se me ha borrado el que me has mandado y encima solo lo he podido leer una vez... seria mucho pedir que me lo mandaras de nuevo??? Voy a quitarlo pero lo puse por "alguien" que me odia pero al final me estoy cansando!!!!

marvision dijo...

La relaciones humanas son difíciles…porque son egoístas….Recuerdas? Todas en las que no haya Amor (ya sabes, ese de dar y no recibir), todas son egoístas, absolutamente todas. Por parte de las dos personas que estén en esa “relación”, si tú quieres que eso cambie, debes amar a esa persona y perdonarla esos que tanto te duele de ella. Amarla no es “acostarte con ella” es quererla aunque ella no te quiera y te escupa. Eso es amor. Así se rompe el círculo de las enemistades. Tú me haces daño a mi, pero yo no te lo tengo en cuenta, y te proyecto amor desde el corazón. No con la boca, diciéndotelo, que también, pero si no lo proyecto desde el corazón, no sirve, no surte efecto. Recuerda que tú eres más importante que nadie para ti. Si amas a “todo” lo existente y perdonas a quien más te daña…solo tú sales beneficiada. Y es lo que te mereces, ser feliz…
Te he dejado una grata contestación en mi post, me has emocionado. Leelo.
Besos de cariño y espero que esto te haga ver la luz, cariño, a mi me interesa que tu seas feliz, por eso te cuento esto. A mi me sirve, aunque ya te he dicho algunas veces que no es tan fácil, pero si queremos podemos serlo, y sabes una cosa? Nos merecemos ser felices, y solo “perdonando y amando lo conseguiremos”.
Gracias por ser mi amiga
marvision

Sandra Perez dijo...

Querida marvision, muy cierta reflexion. todos tenemos cosas buenas y malas en nosotros, solo tenemos que saber como llevarlas adelante sin perjudicarnos. Un beso desde esta buenos aires lluviosa.

El Analista dijo...

El miedo puede ayudarnos o hundirnos, depende como lo vivamos, quizas por eso es que siempre digo que solo le tengo miedo al miedo en si mismo. Ojala fueramos capaces de ser plenamente concientes de nosotros mismos, eso haria que las palabras malintencionadas fueran inutiles al predominar nuestro criterio y experiencia