martes, mayo 08, 2007

Un hombre común...una vida

Hola, mi nombre no importa mucho, soy un tipo, uno más de los muchos que deambulan por ahí. Un hombre cualquiera, un vecino, el tipo que va en el metro o en el bus, ese que te encuentra en la tienda, o en el kiosco comprando el periódico, etc…si, ese mismo que estás pensando, ese sirve….Pues bien, ahora que ya me tiene visualizado, te diré:

Tengo una edad entre 45 a 60 años, estoy casado, tengo dos hijos maravillosos, un trabajo, piso en la ciudad, coche, una pequeña casa de verano en un pueblo, tengo algún amigo “creo” (porque los amigos de verdad solo se sabe si lo son en unos momentos especiales), pero bueno, de entrada los cuento. Tengo una vida, incluso mejor de lo que me esperaba cuando tenía 23 años y solo andaba de flor en flor. Sí, de mi vida actual no me puedo quejar…y sin embargo no soy feliz. Me siento atrapado, me siento mutilado, me falta el aire. Al mismo tiempo por pensar así me siento ruin, pues mi vida la envidia mucha gente…y sin embargo…

De pronto…

Mis hijos de 23 y 19 años ya tienen algo formada su vida y he tenido suerte, son buenos chicos, han estudiado, son responsables y eso me agrada, pero ya no me necesitan tanto, es ley de vida.

De pronto…

Mi esposa, joven y lozana cuando me casé, bufff, hace mucho, tanto que ni me acuerdo, ahora está fofa y no me atrae nada, tiene carnes flácidas y ha engordado, además, ya no se cuida, ni se arregla, al menos en casa, eso no me atrae nada y me desinflo, si, si, todo se me desinfla.

De pronto…

Me doy cuenta que mi trabajo es feo, repetitivo, mecánico, es siempre lo mismo, las mismas caras, el jefe casi siempre de mal humor y desde que entro estoy pensando en irme, salir de allí, tanto, que el mejor día ni voy. Que lo den por el c…a todo.

Llega el verano y empieza a hacer bueno, mi mujer querrá que vayamos a la casa de campo. Allí hay que arreglar el jardín, limpiar la casa, pintar, más todos los cachivaches que hay que llevar y traer y yo, la cantidad de Km. que me tengo que tragar para llegar el lunes al trabajo, porque ella se queda allí. Sí, los tres primeros años me entretenía, pero desde hace unos años para acá lo veo cansado, prefiero quedarme aquí en la ciudad, tranquilo, paseando por sus calles semivacías o en casa fresquito leyendo un libro o viendo algo de deporte en TV. Pero a mi mujer la gusta que esté con ella los fines de semana y siempre me tiene preparado algo para hacer, o pintar la valla, o segar la zona de atrás, o acompañarla a buscar fresas silvestres o moras, etc...Sí, no se para qué compré esa casa, si no me gusta el campo, bueno, si se el porqué, porque mi mujer quería y dijo, así nos entretenemos, y yo así lo creí.

De pronto…

Algo ha cambiado dentro de mí. Todo cuanto he hecho no me sirve, más, no debo culpar a nadie y a nadie culparé. Solo digo…que no soy feliz.

Quisiera coger un macuto con un saco de dormir y cuatro provisiones para echarme a la carretera sin rumbo. Dormir en la yerba, perderme entre la gente desfavorecida, ser uno más, no poseer nada, quisiera estar entre la gente de verdad, esa que no tiene baño donde afeitarse, ni ropa para cambiarse a diario. Comer? O no comer… Quizá piense demasiado si me encontraré bien en esta situación planificada, pero…y a lo mejor tampoco me llenaba, con el tiempo, que se yo….

Vivo atrapado, no puedo dejar todo, no puedo destrozar la vida de una mujer, mi mujer, que está en mis manos. Ella no tiene la culpa de que a mi se me haya despertado la vida. Ella no debe sufrir mis cambios, eso seria cruel y creo que no me lo perdonaría yo a mi mismo. Soy un ser integro y no abandonaré lo que construí yo y nada más que yo, sobre todo si hay perjudicados, eso no sería de ley. Se que hay mucha gente como yo, sin horizonte, haciendo una cosa, en vez de la que les gustaría. Otros no piensan más que el ellos y destrozan familias enteras de por vida, para ellos ser un poco felices, si es que lo pueden ser con la conciencia sucia, y no siempre encuentran lo que les gusta, al final.

En la vida hacemos actos que no podemos volver atrás, por eso debemos pensarlos muy bien para hacerlos, ya que si luego no nos gusta, podemos hacer mucho daño a otros. Hay mucha gente como yo, a disgusto, sufriendo con sus vidas y así deben de seguir, si con ese cambio destrozan a otros.

No debo buscar mi felicidad, si con ello debo de eludir mis responsabilidades y destrozar el respeto que me tengo a mí y a mi entorno. La felicidad debo encontrarla cambiando mi forma de ser, dando más y pidiendo menos…

Y si me ahogo…solo será por mi actitud. Para empezar, le diré a mi esposa que este año yo no iré a la casa de campo, se llevará un disgusto, pero no me apetece, ella debe entenderlo, pero esa es otra historia. Otro día sigo….

6 comentarios:

Natinat dijo...

El problema es determinar que es la felicidad... que se entiende por ella, ¿qué es lo que en realidad buscamos? ¿porque esa búsqueda incesante...? ¿porqué ese vació? ¿por qué una no se queda llena...? ¿Por qué nos hastiamos o porque queremos más…?
Tal vez sea que anda de eso es la felicidad... nada transitorio puede ser la felicidad... Para mucho el día más feliz de su vida pertenece al pasado, se fue... y siguen otro día que sea el mas feliz de sus días... y nunca lo encuentran... ¿entonces donde está la felicidad?

¿Alguien puede decirme?

Hola Marvisión, que interesante post, seguramente alguien entenderá lo que quieres decir... visualizo a es alguien que te comprende... que sabe de lo que estás hablando

Amiga querida, volveré, te dejo besos cenitales y mi cariño de hermana...

Nati

TIFY dijo...

hello mi querida amiga MARVISION..
que buen post. me dejo pensando mucho sabes... las cosas que hoy nos puede`n parecer felicidad, mas adelante quizas por la rutina, se vuvelven cotidiana y nada nos termina llenando..
el ser humano muchas veces es inconforme cuadno anhela algo y lo consigue, quiere luego algo mas o se aburre de lo que consiguio. asiempre ahelamos lo que no tenemos y cuandoi lo anhelamos queremos mas.
en cuanto a la pareja muchas veces el descuido personal, la rutina y todo lo demas hace que se vaya extinguiendo esa llama como el caso que nos muestras del señor que dice que su esposa ya mo le agrada para nada, entonces ,uchas veces la misma rutina mata el amor, e spor eso que lo mas importante es no dejar que la rutina acabe todo, hay que innovar, experimentar nuesvas cosas y disfrutar cada segundo de la vida,,
amiga mia.. me encanta visitarte siento la ausencia pero he tenido mucho trabajo y bueno cosas personales..pero de nuevo es un placer saber de ti y decirte wapa que te extraño y que me encanta saber que andas bien.
saludos y abarzos desde el otro lado del charco.

marvision dijo...

NATINAT
Naty querida mía:
Te explico desde mi punto de vista como veo yo esto. Este hombre, tenía este sueño, de hacer esta familia, de tener ese piso, esa casa de campo, ese coche, conseguir lo que ha conseguido…y ahora…eso no le ha llenado, no le ha completado su vida. VES?
Esto no es cosa solo de él, esto es cosa del espíritu que llevamos dentro, mientras ha estado construyendo “esa vida” todo ha ido bien, pero en el momento que culminó…y no hay nada más…llega el vacío, porque eso la ausencia de “deseo”, de sueño, es lo que deja el “vacío”. Esa es mi teoría. Hay veces que la represión, la disciplina hace que se acepte aunque duela, porque cuando se llega a este punto, la vida duele, (cosa mala, pero justa), otras muchas, no lo aguantan y es cuando deshacen familias y destrozan todo cuanto tocan. Veo el problema, no veo la solución.
Lo que si es importante es llevar un sueño, una estrella dentro, te da locura y no ves nada vacío, todo lo tienes lleno.
Un besito amiga-hermanita, de nube de fresa

TIFY/HELLO
Bueno, para no repetirme, pues la contestación a la felicidad o supuesta…ya contesté a Naty, nuestra amiga común. A ti te diré sobre las relaciones entre seres humanos. Hoy día hay innumerables matrimonios, parejas, etc…donde existe el respeto, pero no existe el amor. El respeto puede hacer durar un matrimonio…toda la vida, (ya que sin respeto NO, es imposible), pero es el amor el que hace ver lo feo “bonito”, por parte de los dos, o al menos de uno de los dos.
Ejem. Si esa mujer amase a ese hombre, ella trataría de verse como a él le gusta, solo porque le ama. Si ese hombre amase a esa mujer, no la vería fofa, ni gorda, ni poco deseable, porque el amor “disfraza”, es amor solo ve belleza, el amor ve los defectos igual a las virtudes, no es que el enamorado no los vea, es que el amor no los da valor negativo, entiendes? Cuando hay amor, no hay barreras, ni para él, ni para ella. Repito, si él estaría enamorado, ella sería “perfecta”, ni sobra ni falta. Si ella estuviese enamorada, se cuidaría para él, porque el amor hace estar pendiente del ser amado. Al estar enamorado, el centro le tiene en el ser amado y solo piensas en él/ella.
Este señor no ama a su esposa, la respeta y la tiene cariño, pero no la ama. Esta señora no ama a su esposo, le tiene cariño y le “utiliza para su beneficio”, también le respeta, pero no le ama, con lo que tenemos una pareja que, puede que viva toda la vida juntos, pero no se aman, ni uno, ni otro. Cosa muy común hoy día.
Bueno, esto es lo que pienso y así lo cuento.
UN besito cariño, eres una gran amiga, guapa
Gracias por tu visita…


marvision

Natinat dijo...

Gracias Marvisión por la excelente respuesta, te dije que volvería y si me lo permites me gustaría expresar algo más. Entiendo que sin lugar a dudas el texto tiene un carácter parabólico y está sutil, pero fuertemente sujeto a un ardid situacional para revelar distintas fases de un problema existencial, sin embargo la forma en que este está dispuesto, permite verlo desde una visión interior... en este punto recordé a mi querido Urzala cuando desde su perspectiva de la utopía y su emplazamiento infinito concuerda y le da verosimilitud a tus palabras, y me sorprende por lo desgarrada que se vuelve la realidad en sus puntos más críticos. Quizás os podría parecer a muchos que lo expuesto sobre la vida de este hombre o de esta familia es nimio acontecimiento o irelevantemente cotidiano, pero el análisis real de lo que se persigue en vivencia, convivencia, supervivencia, y por sobre todo en contacto humano, por leve que sea genera una tensión o una resonancia....
Me gusta lo que expones y las reflexiones a que da lugar el escrito querida hermanita… Has logrado plasmar un agudo relato un momento de crisis existencial, un instante de auto delimitación que puede considerarse vital en la red de motivaciones humanas pero también un punto crucial de comunicación humana: porque esto que nos comunicas es un instante de iluminación sobre nuestras metas y objetivos a largo plazo, es implícitamente una invitación a auto-observarnos y tener una visión interior que cobre vida en nosotras y nos mueve el alma por dentro, haciéndonos que nos maravillemos de ese sentido de estar siempre en el sendero correcto, ese terreno misterioso de los sueños y las ilusiones que separa y une el tú y el yo en esa magia que llamamos felicidad. Los milagros ocurren, quizá más a menudo de lo que creemos, y sobre todo, yo diría, que muchas veces somos nosotros mismos sus artífices, aunque no nos demos cuenta.

Un enorme abrazo para ti hasta mi mar Cantábrico y muchos besos con pistacho también.

Nati

galadriel_m dijo...

Buena historia tan común y tan cercana...vamos cambiando y mutantando que no nos damos cuenta creo que cuando llegue ese tiempo que de repente aparece pensare por aun no he podido darme ese viaje a visitar gregia que es mi sueño de infancia, aun no vivo en el valle del elqui en una pequeña granja, por aun no lo he llamado sabiendo que si lo hago ambos estariamos felices...tal vez pronto me decida igual que él con mucho miedo hacer alguna cosa para sentir nuevamente..
cariños desde chile.

Umma1 dijo...

Muy interesante el post y las opiniones.

Creo que tiene razón Natinat, ¿qué es la felicidad?
No le pediremos, a veces, demasiado a la vida y entregaremos como avaros?

Hay un punto que me llama la atención de tu respuesta a ella. No sé si lo comprendo bien. Decís que se llega a un tope, en el que se terminó de construir el proyecto y la vida duele. Pero, la vida. no es cambio permanente? Que los hijos mientras van creciendo, exigen puestas al día? QUe la pareja demanda novedades?

Uno comienza con un proyecto más o menos chiquito junto a un compañero y, a medida que pasan los años lo cambia muchas veces.
El proyecto se reacomoda permanentemente.

Lo que veo frecuentemente, es que en verdad no hay proyecto. Hay un decorado. Una apariencia que se toma por realidad, y lo que en verdad deseamos permanece oculto toda la existencia. Creemos que la cosa pasa por el casorio, por criar los hijos, por ascender en el trabajo y nos alienamos. Un día... pum! caemos en cuenta que nada de eso era lo nuestro.

No comparto la idea del enamoramiento. Creo que al enamoramiento, que es un autoengaño, donde le adjudicamos al otro las cualidades que no tiene, es preferible el amor, que acepta al otro como es.
El amor entendido como una evolución del enamoramiento. No decirnos "este tío no ronca", cuando es peor que un aserradero; sino aceptarlo y quererlo con su cualidad de serrucho. Y ser queridas de esa forma, con autenticidad. Ni ellos ni nosotras somos perfectos.

Cuando leí a este personaje decir que su esposa estaba flácida y gorda, pensaba:Y él cómo estará? Se mirará al espejo? Tendrá todo el pelo? Mantendrá el peso del día que la boda? Tendrá los pectorales en su sitio y los gluteos firmes?
Con seguridad no.

Se habrá preguntado si la mujer está cómoda con la vida que llevan?
Si en lugar de ir a la casa de campo, ella preferiría otra cosa?

Y si él le propusiera salir a la aventura? Sacar billetes a Katmandú? Trepar a una montaña, salir con el auto sin rumbo?

Lo más probable es que ese hombre ame a su esposa, pero está enfermo de rutina y no sabe como escapar.
La más de las veces lo diferente está tan cerca, simplemente hace falta el valor de estirar la mano y aceptar la fruta no conocida que se nos presenta.

Un abrazo