viernes, agosto 24, 2007

(Profesor, alumno) relaciones de Amor?

Al principio era alegre, dicharachera y con voz de mando. Empezó preguntando y asignando un puesto a cada uno de sus alumnos. Los tenía listos y disciplinados, torpes, despreocupados, vagos, getas y también tenía uno en desventaja (no a nivel), pero éste era de los aplicados y enseguida ella se dio cuenta.

Los listos, aplicados, torpes y disciplinados, siempre la entraban en clase a la hora, no había que decir nada más que “empezamos” y ya los tenía preparados. Los vagos y despreocupados siempre la llegaban tarde, ella sabía donde estaban y a veces salía a la calle a buscarles (craso error), para poder empezar la clase con todos y no tener que repetirse.Y los getas, que eran los que ni asistían, pero luego, a la semana del examen…la preguntaban y la pedían en exceso y ella posiblemente se estresaba.

Yo no soy profesora y es probable que no lo sea nunca, sin embargo veo fallos en este comportamiento.

  1. Un profesor empieza a una hora…el alumno que no esté se pierde la parte en la que no estuvo, con lo que, si llega diez minutos tarde…las clases no se alterarán por estos “personajillos” que solo desean atención extra. Si no cogió apuntes de esos minutos perdidos…que pregunte y se los pida a un compañero.
  2. Los no asistentes (getas), que luego vienen con toda la cara a preguntar y a decir que se les echa el tiempo encima…se les explica lo que han hecho durante quince días. Sus padres han pagado una academia y ellos no han asistido, los milagros sin tiempo y sin esfuerzo...son imposibles. Si aún insisten, se llama a sus padres y se les explica el problema de sus hijos. El profesor no es responsable de los pocos avances de sus retoños. Si no han asistido a las clases, ellos sabrán lo que tiene que hacer con ellos, no el profesor.
  3. El profesor debe ayudar al que se esfuerza en primera estancia, aunque sea torpe, una persona torpe puede ser un ser genial, nadie es como nadie y estos suelen ser más vergonzosos al no ser tan listos, pero son nobles y acaba uno por cogerles cariño.

En este estado de cosas, el/la profesor/a no debe ponerse enfadado/a, un buen día, cuando ha estado haciendo algunas cosas no muy bien desde el principio. No se debe pasar de la simpatía y desenfado de dos meses, al enfado generalizado, al notar que a algunos alumnos no han hecho lo que debían. Unos tienen examen y saben que no van a aprobar. Otros no han asistido a clase y ni saben de lo que se está hablando. Otros han asistido pero dicen que no saben hacerlo…(ésta lo hace por destacar y ser centro de atención). El otro si se lo sabe, pero está agotado…siempre. La otra diciendo que: Si llego a sabes que hoy hay examen…no vengo ( que voy y la pregunto: Por qué vienes entonces? Y me dice: Por qué me obligan mis padres). La profe enfadada hasta el moño y con un cabreo descomunal. Hoy ha habido para todos, incluso para quien os lo cuenta, ya que aunque a mi no me han dicho nada…he tenido que ver y oir, de una y otra parte. Y veo todas las partes con sus defectos y razones. Es la vida misma.

Y aunque hoy no ha estado ella (no viene los viernes), BRILLA, es por excelencia la mejor, un ser inteligente y callado, tiene una belleza que emana de dentro. Lo mismo que me doy cuenta a quien no me gustaría parecerme…me doy cuenta a quien sí. No puedo más que admirarla y apreciarla. Yo no he sido nunca como ella, pero me gustaría…cuestión de un milagro. Otro más.

El Cosmos tiene mucho trabajo conmigo, sola yo y mis peticiones van a formar otro Caos…¡¡¡Como sino hubiese bastante!!! Buffff, que gorda la estoy armando, jejeje

1 comentario:

Daniellha dijo...

Querida hermanita...pasa por mi blog , tengo algo para ti. Luego regreso y te comento coon calma.
Besos.