viernes, octubre 05, 2007

Perdonar sin perder la personalidad

Saber perdonar…es muy importante. Hay gente que hace cosas sin pensar y nos dañan, lo peor es que son ellos los que se ofenden cuando les dices que esa forma suya de ser no te gusta. Sin embargo hay que decírselo o corremos el riesgo de que nos manipulen, hay un refrán que decía mi abuela y es: “Vale más ponerse colorado una vez…que ciento amarillo”. Si pretendemos ir gustando a todo el mundo y no reprendiendo a los que hacen cosas que no nos gustan…cogemos un barrillo interior, ese nos va dañando por dentro y nos hace guardarnos resentimiento hacia unos comportamientos que no paramos en su día y ahora ya dimos demasiada ventaja…con lo que un mal día explotamos y entonces si que nos salen culebras de dentro.

Si vamos dejando claro que somos de una forma, prestando u ofreciendo de nosotros mismos lo que estamos dispuestos a dar personalmente…ofrecimientos, regalos, ayudas, detalles, pero eso si, salido de nosotros. Que cuando nos pidan, dejemos claro como deben de pedirnos las cosas, o como deben de usar nuestros ofrecimientos, ya que hay personas que se creen que porque un día les regalaste un libro piensan que les llenaras la biblioteca. Lo que no nos guste del comportamiento del otro hay que pararlo o dejar claro, antes, hasta donde estamos dispuestos a dar. Si la persona lo entiende…perfecto. Si no lo entiende…lo mismo. No podemos pretender caer bien a todo el mundo, sin embargo no debemos ser como los demás nos impongan. Al menos yo no. Cuando tenemos una personalidad y nos arriesgamos a ser como somos sin mirar excesivamente si caeremos bien o mal por ello…(diciendo las cosas con cariño, sin maldad), no nos debe importar lo que suceda a continuación. Porque ese comportamiento te separa de unos, pero inmediatamente te une a otros. Lo que no nos guste…hay que decirlo, sea lo que sea que la otra persona haga con su amistad hacia ti. O bien te entiende con el tiempo, o bien se separa de ti ya que considera que no hiciste lo que ella esperaba o se imaginó que harías. Y eso va formando la personalidad, por eso cuando veamos algo que no nos agrada, hay que decirlo de una manera sutil y sin pizca de maldad, pero decirlo. Hay que perdonar si la persona viene a ti y te dice, “no me gustó lo que me dijiste pero comprendo que tú eres diferente a mi”. Hay que perdonar siempre y dar de nuevo oportunidad, eso si, siempre que la otra persona dé una explicación del comportamiento anterior. Repito, no podemos caerle bien a todo el mundo. Y nunca ser peleles de nadie por el que dirán o por conservar amistad, eso pasa factura con el tiempo.

Una frase mía: “Date, entrégate, pero no dejes que te cojan”


16 comentarios:

marvision dijo...

NATY
hermanita mía, con este post quiero decirte algo, se que eres muy lista y lo pillas. Guapa, te quiero mucho
mosquetera y más yerbas, jejeje
beso de marimar

Natasha dijo...

pues aquí estoy hermanita... jejeje

¡Hola Mariii! déjame darte un abrazo.

Concuerdo contigo Marimar, tu disertación en el tema es excelente. Sé que esto que postulas se le ha llamado el comportamiento "asertivo", con él se pretende mantener indemne la autoestima y motivarnos a ser beligerantes en la solución de problemas de comunicación y relaciones humanas. La clave del asunto es ocupar una posición de equilibrio, es decir por un extremo, no caer en la pasividad, la sumisión temerosa (no ser timoratas)y por el otro, tampoco dejarnos llevar por el impulso natural de la agresividad (no violentarnos) sino, comprender el derecho que tenemos de disentir y expresarlo, así como reconocer el derecho que tienen los demás de que disientan de una. Respetar ésto, es respetarnos.

Lo importante es aprender a expresarnos adecuadamente, con argumentos de ser posible fundamentados, manifestar un disgusto, un desacuerdo, un disconfor, un punto de vista, con cortesía, con respeto, sin alterarnos ante una actitud que consideramos nociva o simplemente inadecuada es un derecho inalienable que no lesiona el derecho de nadie, pero que nos afirma y nos hace ser sujetos.

Si es bueno destacar aquí que, ser asertivos no es anda más cosa de pensarlo o de comprenderlo, y ya, ya automáticamente somos personas asertivas. No, ser asertivos precisa de un aprendizaje, que requiere de tiempo como todo proceso, son raras las personas totalmente asertivas, un aprehendizaje que además requiere de una "práctica" constante, de perder el miedo ante los demás, el miedo a la censura, a la marginación... en fin temores naturales que obstaculizan, pero que si somos conscientes de ello pueden superarse. Otro punto importante es adquirir seguridad, sobre todo seguridad de que, estamos en lo justo (que somos parejos), que nuestro lenguaje es el adecuado, que nuestros argumentos tienen lógica y fundamentos racionales, pero sobre todo que hay buena voluntad y buena fe en nuestras intenciones

Bueno es todo.

Muchas gracias hermanita por esta oportunidad de transmitir algo inspirándome en tu post al que he tratado de complementar, porque he comprendido plenamente su esencia

Ya sabes que yo también te quiero, no soy perfecta en nada, reconocer errores es parte del asertivismo, así es qué, a mí puedes regañarme cuantas veces precise, cuantas veces meta las de andar y siempre serás mi amiga y mi hermana

Abrazo con besos cariñosos

Naty

Andrea dijo...

Hola Marvisión


Creo que no hay duda que lo que expones es muy objetivo y acertado, cada día hay que lidiar con cosas como estas... y buscar el punto de equilibrio es cosa de arte

Saludos

Andrea

Strigolugius dijo...

...

...me gusto la frase tuya: “Date, entrégate, pero no dejes que te cojan”... a la que agrego, "deja que te muerdan pero no dejes que te coman toda..."

...

Strigo

Opalo dijo...

Muy de acuerdo con este post :)

Besos

Anónimo dijo...

HA

Anónimo dijo...

ESLATOR. EL PROBLEMA NO ES DECIRLE A LA OTRA PERSONA LO QUE PIENSAS DE ELLA SINO DECIRSELO A OTRA CRITICANDO SIN IMAGINARTE QUE "PRIMERO SE COJE A UN MENTIROSO QUE A UN COJO" ASI QUE PRIMERO HAY QUE HABLAR CON LA PERSONA INTERESADA Y NO CRITICARLA POR DETRAS YA QUE LUEGO NO HAY MARCHA ATRAS.

marvision dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Eslator. Y nadie busca marchas atrás. Lo que haya pasado...debió pasar.
todo está correcto al día de hoy.
un saludo a quien sea
marimar

Daniellha dijo...

Marvision...etoy de regreso de un fin de semana lleno de compromisos, ohhh al fin estoy en casa.
¡Que buen post!... ser asertivos también significa enseñar que la gente tiene derecho a defender sus derechos ante situaciones que a todas luces son injustas.
La asertividad es pues aquella habilidad que, en las infaltables diferencias en las relaciones sociales, nos permite actuar de manera tal que busquemos soluciones a los problemas, no culpables. Y que las soluciones aceptadas ocasionen las mínimas consecuencias negativas para todos.
Besos hermanita.

Katy dijo...

Hola, Marvision, tiene mucho que no pasaba por aqui, pero igual, me toc� leer, mas, que decir, te admiro, y me encantaria tomar un caf� contigo. Hay tanto que aprender de ti...
Un saludo

∂Væ ƒæNiX™ dijo...

Caray tal parece que vine justo cuando necesitaba leer un escrito asi, asi es yo perdone lo que paso a cierta persona y el solito después de casi 1 mes reflexiono y volvió a mi vida, se me ha dicho de todo, pero sabes una cosa? somos humanos, cometemos errores y faltas, comprendo su actitud y se porque actúa asi, por eso actué como me lo dicto el corazón y sabes que? estoy con una alegría interna que no me equivoque al mandarle decir que quería seguir a su lado... mejor perdonar a olvidar, no crees? un abrazo Mar!

La interrogación dijo...

Siempre he dicho que esa frase "Más vale una vez colorado que ciento amarillo" es uno de los mejores consejos para aplicar a casi todas las formas de relación social.
Yo lo aprendí y procuro ponerlo en práctica y la verdad, creo que me ha sido muy útil. Si ese "colorado" va unido a sabias frases y buenas maneras suele surtir mucho efecto.

Besos

Isabel Romana dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo contigo. Hay que poner límites a la forma en que las personas se comportan respecto a nosotros, porque como suele decirse, hay personas a las que les das la mano y se toman el brazo entero. yo tengo una persona así cerca de mí en el trabajo, y resulta muy molesto y pesado. No parece que haya manera de que lo comprenda, ni hablándole claro. En fin, necesitaré más energía y muchísima paciencia. Besos, querida amiga.

con alas para volar dijo...

Hola Marvision:

Estoy visitando a los amigos que por cuestiones de tiempo he dejado de visitar.


"Perdón"

Airaos, pero no pequeis;
no se ponga el sol sobre vuestro enojo.
Efesios 4:26

Te dejo mis saludos y muchos

besos volados

marvision dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lidia M. Domes dijo...

Creo que lo principal es ser fieles a nosotros mismos!!!

Un abrazo!

Lidia