lunes, diciembre 31, 2007

Sonrisas de comprensión

Ayudaste a recoger las cosas de la cesta que se cayó, y el señor no te lo agradeció, ni siquiera te miró….y tu sonreíste

Te dirigiste a la mujer en la calle y la hiciste un comentario agradable y ella solo te miro como quien mira sin ver, nada te dijo, ni cambió su expresión… y tú sonreíste.

No frenó el coche en el paso de peatones aunque te vio claramente, y el conductor al pasar cerca de tu vista te miraba incluso con insolencia…y sonreíste

Se te coló alguien en la cola del pescado y después de estar servido te dijo con ironía…a lo mejor estaba usted antes, NO?...y simplemente te sonreíste

Viste como alguien compró, guardó, pagó y su cara no era de satisfacción, solo lo hizo por quedar bien con su trozo de vida, tiene “miedo” a que esta cambie, por eso lleva el disfraz de hipocresía. Si se atreviera…pero el miedo la deja amortecida…y su mirada es de resignación. Aquí TÚ sonríes menos, pero te sonríes

Viste al “enemigo” pronto en la mañana y simplemente le deseaste feliz año nuevo, aunque el nunca lo sepa, y por supuesto…te sonreíste

Te encontraste con alguien conocido, viste su prisa mental, viste la enfermedad que la atenaza a consecuencia de ello, viste, notaste, pensaste y ella solo tenía prisa. Aunque sabes que esta en su coco, no en sus acciones. Tampoco aquí te gusta tu sonrisa, sin embargo…te sonríes

Viste el miedo en los ojos del vanidoso, del avaro, del soberbio. Viste como se reunía con los de su especie con toda la hipocresía, sabiendo unos de otros el quintal de ella que ponen en la mesa para ver quien gana…y tú sonríes

Viste como la vanidad, la avaricia y la soberbia trataba de “envolverte” haciéndote responsable y culpable, y ella, la benevolente, la dañada y tratando de manipularte…una vez más, tantos años (A)… Esta vez acertaste a ver el juego y tu sonrisa casi pasó a ser carcajada

Te insulto la inocencia, aun cuando pusiste tu integridad en ella. La perdonas de corazón, aunque ella nunca lo valore o se de cuenta y…sonríes

Viste como el cosmos te ponía a prueba…otra vez, como tanta y tantas veces, pero esta no caíste en tu propio error, sino por el contrario te hizo…sonreír

Sin embargo erraste en algo, aunque solo fueran unos minutos, jajaja. Y otra vez debes recitar la lección. Sólo te robaran…si temes que te roben. Sólo te pasará…si temes que pase. Sólo se te cruzará…si temes cruzarte con ello

Ves la vida brotando, saltando, viviendo…cada loco con su tema. Sólo debes agradecerle al Cosmos, a la Naturaleza que, aunque llueva en tu vida, aunque te caigan rayos, aunque pinchen todas tus ruedas, aunque te quedes sin gasolina en medio del camino, aunque te insulten sin venir a cuento, aunque te alaben y te lo creas, aunque no te miren, aunque estés solo físicamente, aunque vivas horas amargas, aunque no entiendas el porque….de lo que sea.

Al menos esto lo comprendas y simplemente SONRIAS

6 comentarios:

ElPoeta dijo...

Sonriamos pues, amiga Marimar, amemos la vida... Que tengas un buen año. Muchos besos,
V.

Daniela dijo...

Marimar...es difícil hacerlo, pero no imposible. Si pudieramos sonreir cada vez que nos hicieran algo cruel, distinto sería el mundo.
Vengo a darte un fuerte abrazo de fin de año, ya a esta hora lo estás recibiendo en tu bello país, dentro de unas horas aqui.
Te deseo de corazón lo mejor hermanita, que el próximo año venga lleno de sorpresas buenas y que la pases muy bien rodeada de tus seres queridos.
Besos Mosquetera,!

diego dijo...

Yo suelo sonreir, aunque a veces la sonrisa esconde cosas detras.

Lidia M. Domes dijo...

Y aceptando que la Vida ES... más allá de todso lo aparente...

Besos!!!

Lidia

Umma1 dijo...

Mirá que prosaico, tengo que ir a freir milanesas :S

Luego vulvo a leer este post, pero no podía dejar de decirte que la primera foto es espectacular.

Besos

Jesus Dominguez dijo...

Me encanta tu blog. Tiene luz y vida. Volveré. No lo dudes.

www.jesusdominguez.blogspot.com