sábado, febrero 02, 2008

Desarraigo y confusión

Ayer he terminado de leer un libro altamente interesante “Guerra sin amigos” de Evert Hartman.

Un padre severo, una madre abnegada, una hermana indiferente y pasota, una patria dividida y desigual...y una victima...

· El País Holanda.

· El padre, un militante acérrimo del movimiento, Partido Nacional Socialista holandés, (NSB), aliados y defensores de la política de Adolfo Hitler y la SS

· Su madre, una mujer con los ojos puestos en la unidad familiar y defensora de ella, no tiene opinión, y de tenerla...se la guardaba para ella.

· La hermana, una chica frívola y viviendo a la sombra de lo agradable, sin nada en la cabeza, un ser feliz gracias a su ignorancia y desinterés.

· La pequeña ciudad donde vivían y era originarios, ellos eran minoría a consecuencia de sus inclinaciones políticas.

  • Y ARNOLD, el chico protagonista de este relato tan vivido y tan humano. Tan duro y tan cierto. Tan sufrido y tan lastimoso. Una víctima, solo eso.

Arnold era un chico de 14 “a”15 años no tenia amigos en la escuela donde iba, le insultaban, le intimidaban, le daban patadas, palizas, se mofaban...Él solo tenia miedo. Su padre le tenia apuntado al movimiento político y le instaba a colaborar siempre, asistir a eventos y una vez por semana, acudir a la asociación. El chico era respetuoso con lo que su padre le decía y odiaba a los que no respetaban sus creencias (compatriotas, condiscípulos...etc..), ya que el vivía lo que su padre defendía y le parecía bueno, o así lo creía. Nos cuenta él, como está aislado de la gente de la ciudad. Solo se siente a gusto en las reuniones semanales en la asociación y en casa.
Pero la guerra sigue y sus condiscípulos llevan pasquines a clase donde se ve a gente morir en las cámaras de gas y cosas similares. Él en un principio no quiere creerlo y piensa que no es cierto. Poco a poco va preguntando a una compañera que le cae simpática, Marloes, y se gana su confianza. Ella le dice que es verdad esas atrocidades. Un día él llega a su casa y le dice a su padre lo que ha oído, el padre le dice que...siempre hay gente que miente, y que aunque fuera verdad...son los bolcheviques judíos y los contrarios al régimen. Que hay que defender lo que se sabe necesario para hacer una nación sólida. Al cabo de unos días se hacen redadas donde él vive, a gente judía, y su padre es el principal sospecho de los chivatazos. Esto poco a poco se lo va confirmando a él la actitud de su padre que se vuelve mas severo en sus reafirmaciones. Y luego la calle que cada vez se recrudece más en contra de la familia y sobre todo con él.
Arnold vive una tremenda revolución interior. No le gusta lo que hace su padre y al mismo tiempo le obliga su disciplina a obedecer lo que le dicta éste. Hay un robo en un estamento oficial y detienen al padre de Marloes con otros más. Se descubre que el chivatazo lo dio el padre de Arnold. Marloes, en la escuela, le escupe y le dice a Arnold que es despreciable, lo odia a morir y que nunca más lo quiere ver. El chico se derrumba. Hasta entonces todo lo pudo aguantar, pero esto le muerde en las entrañas y lo sufre por cada poro de su piel. Marloes era importante para él. No sabe que hacer, está sin amigos, no tiene a nadie a quien contarle sus miedos y vive el fuego interno con todo un caos que le supera a veces. Roba a su padre una pistola para ayudar a un hombre a salvarse, eso le hace redimirse un poco de lo que está viviendo.
Un día la Guerra da sus últimos coletazos, llegan los ingleses y norteamericanos y ellos deben de huir, son los perdedores. Cuando están el la estación para marcharse a Alemania junto a su familia, él se va al baño y se marcha solo. Abandona a su familia y no le importa lo que le pase, no se siente bien con su pasado y lo rompe en mil pedazos tomando esta drástica solución. Aquí se termina la historia.

Como nos marcan las vida que nos ha tocado vivir, la familia, los amigos, en entorno. Este chico empieza aceptando los ideales de su padre porque son los que le han inculcado desde chico y no sabe mas que lo que su padre le afirma de ellos. Pero poco a poco se va dando cuenta que tales ideales no son los que corresponde a su conciencia y se va desilusionando de su padre al no compartir con él lo negativo del movimiento. No ve justo matar para defender una postura. Es cuando entra en disyuntiva con todo el entorno que, por una lado lo empuja a ser “un buen hijo” obediente y por otro su conciencia...sintiendo el rechazo de todos los que “creen” que es igual a su padre. Cosa que solo él sabe que NO, pero no encuentra la forma de demostrar. Esa descarnada puja le hace sufrir hasta lo más penetrante de su ser y no se siente amigo de nadie y en nadie puede confiar, pues de todos los lados le desprecian. Y él, un simple ser humano se queda desarraigado y eso, posiblemente, le haga sucumbir, o ser más fuerte. Solo el tiempo lo podrá decir.

6 comentarios:

Natasha dijo...

vaya.vaya... uuff eres increíble hermanita, que excelente resumen has hecho de la historia... y que te digo... pues que me fascinó, y no es simplemente el deleite de la buena narrración sino el profudno mensaje que detras de la ilustración encierra, y luego elcambio y las grandes disyuntivas presentes en el protagonista que obligan a reflexionar

Gracias, Marimar por compartirnos tus percepciones de esta lectura que has hecho, creo que sin duda el libro es digno de leerse pues nos da l aoportunidad de visualizar hechos que por millares acontecieron en esos días oscuros que azotarón al mundo y enparticular a Europa

Te dejo mi cariño de seimpre en besos y abrazos de miel con lágrimas de luz

Naty

Natasha dijo...

PD: Ah, se ma paso decirte que, me ha encantado tambien la imagen con la que ilustras tanto ésta como la del anterior post, bellas, sugerentes, por si mismas dicen mucho. ¡Excelente trabajo imagenografico!!

barb michelen dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

Daniela dijo...

Marimar...me quedé atrapada en la historia, porque suele suceder que somos a veces las circunstancias que nos tocan vivir. Sé lo que es sentir el desarraigo y estoy feliz de ser diferente, de no dejarme llevar por la corriente y haber dicho no, cuando todos pensaban que tenian que decir si. Hoy me siento más fuerte y miro como los que se elevaron por momentos van en picada por no tener principios.
Besos hermanita.

Pedro dijo...

Tiene que ser un libro muy bueno por lo que cuentas. Hay podemos comprobar la importancia de la educación, pero también del entorno en el desarrollo general de una persona.
Me gustó tu propuesta.
Un abrazo.

∂ZuL™ dijo...

Tienes una forma maravillosa de transmitir todo de un modo espiritual, haces que uno se sienta bien al leerte!