jueves, marzo 05, 2009

El buen humor de la risa


El humor es el recurso inmejorable que les quedan a los que no entienden los comportamientos de la vida, o de las personas. Es una manera de responder positiva y animadamente a este caos estresante que a veces nos quiere invadir, más a unos que a otros. Sonreír, es una cualidad que habla de nosotros...Las personas que pueden reírse de sus errores y modos de ser, pueden transformarse mucho más rápido que aquellas perfeccionistas que transitan un camino de rígida auto-exigencia. El sentido del humor, es una buena alternativa para observarse y llevar una vida más liviana.
El humor puede llevarse al exceso y terminar en sarcasmo y burla, o incluso utilizarlo de evasión... donde nada se toma en serio, (mejor esto que pegarse un tiro). El sentido del humor da ligereza a la mente y aporta belleza al espíritu.

Contaré una anécdota personal:

Un grupo de estudiantes de Inglés en una academia. Sale la 1º profesora y al cabo de unos instantes entra la 2º profesora preguntando por la primera. Una alumna le dice que salió, que se fue. La 2º profesora dice a la alumna que se lo diga en Inglés. Ésta dice que no sabe. Trata de mascullar unas palabras y opta por no decir nada más. Entonces la 2º profesora se dirige al resto de alumnos y pregunta a los más experimentados que alguien diga una frase que represente el hecho de que la 1º profesora se fue, en Ingles, ninguno dice nada. De pronto una dice…”Go para´lla”, esto lo hace al tiempo con la mano, mostrando por donde se fue. La 2º profesora que está allí sale, (porque la llaman o algo así) y se queda la clase sola. De pronto dice otra alumna, y de las más serias, (o eso se pensaba de ella), “go pa´lla”, “go pa´ca” y la clase estalla en risas. A una alumna la da un ataque de risa y eso provoca más y más. No sé si se volverán a ver todos los que estaba dentro algún día, pero de ese día no creo que se olviden. Toda la vida aprendiendo Inglés para esto. No puedo más que recordar un momento de verdadera alegría.

Otra:

Iban dos féminas por entre calles, una de cinco años y la otra de diecinueve, un día de viento infernal y cargadas de paquetes y trastos. Querían llegar al coche que habían dejado aparcado muy cerca de la Bahía, (por si era poco el viento, al lado del mar ni os cuento). Llevaban una manta en una caja, y dos paquetes más pequeños de ropa para un bebe, se trataba de un regalo; unas botas que recogieron del zapatero y unos pasteles con guidas, (no se recuerda bien de que eran los pasteles, pero guindas…tenían, eso seguro). Imaginaros dos crías con todo ese arsenal paqueteril y el viento en pleno apogeo. Cada paso volaba la caja de la manta o se caían las botas, tuvieron que pararse un rato porque la chica mayor, además, tenía que cuidar de la pequeña, esta se reía y tenían que pararse para poder coger bien de nuevo los trastos y seguir. El camino se hizo interminable, se cayeron los pasteles, volaban las cajas… las botas, la niña, y la más mayor no podía con todo ello, que descuajaringue. Llegaron al coche y estuvieron lo menos media hora tranquilizándose y riendo. Luego se comieron los pasteles o lo que quedo de ellos. Llegaron a casa y no contaron nada. Al cabo de dos días se estaba calzando la madre y abuela, respectivamente de estas chicas, y de pronto saca de dentro de la bota una guinga… Han pasado más de veinticinco años y aún se ríen ambas cuando lo recuerdan. Dios, qué risa.

El humo crea conciencia de que las cosas nunca son demasiado serias. Entre las cosas importantes de la vida, debemos encontrar tiempo para una de las cosas más importante. Reír



2 comentarios:

ElPoeta dijo...

Marimar, amiga, qué alegría que hayas vuelto a este mundo bloguero. Se te extrañaba. es curioso, pero hace poco yo escribía también sobre el buen humor y lo importante que es... No pierdas la sonrisa y feliz día de la mujer. Un beso con mucho cariño,
V.

Ernesto dijo...

la risa aparte de que nos hace sentir bien, nos acarrea amigos, y hace felices a los demas, es buena para la salud. a mi la gente demasiado seria, en una unión de los contrarios, se me hace la de menos fiar de todas. le quieren dar demasiada seriedad a las cosas y luego resulta que son los más tranzas, los más inpuntuales, los menos dignos de confianza. pero... que es una guinda?