miércoles, diciembre 23, 2009

Marianela, Benito Pérez Galdós

MARIANELA, de Benito Pérez Galdós.


Una persona que nace desfavorecida en todo ámbito de su vida. No tiene familia sanguínea, es malnutrida desde la más tierna infancia y acaba enferma de raquitismo. A consecuencia de ello es deforme de cuerpo y cara. Nadie la enseña una educación, aunque sea mínima. Cuida a un ciego y se hace amiga de él. Él a consecuencia de la ceguera la cree un ser celestial y bello, (y lo es de corazón). Ella se enamora y vive por él.

Llega un doctor de ultramar y cura al chico ciego, entonces aparece una prima de no sé dónde, que cuando estaba ciego ni se conocían. El joven la ve y se enamora de su belleza, despreciando todo lo que no lo es.

La Nela al ver que su ciego ya no es ciego, la prima de éste una verdadera belleza de físico y llena de virtudes, y ella una desfavorecida en todo ámbito…se quiere matar. Y aunque se lo impiden, acaba muriéndose de pena. Todos lamentan lo sucedido a posteriori pero antes no había nadie que se interesara por ella.

Mi opinión es esta

El padre de Pablo (el chico ciego) es un ser egoísta, al permitir que la amiga de su hijo sea como es, no la da asilo ni manutención siendo como es pudiente. Pablo también tiene culpa, puesto que sabe que ella no come apenas y le da algunas golosinas cuando viene a pasear con él y a acompañarle (como si fuera un perrito), en vez de decirle a su padre que ayude a la Nela como es debido. Luego, cuando logra ver, parece ser que no es tan listo ni virtuoso , ya que, se enamora de una chica desconocida en cuatro días sólo porque es guapa, en vez de intentar ver más allá de la belleza a la mujer que le ha acompañado durante tanto tiempo y de la que conoce sus sentimientos y valía. Personas hipócritas como Carlos (el hermano del doctor) y su mujer, Sofía, no son capaces de hacer nada por esa criatura y se las dan de generosos con los pobres. Y la gente con la que vive la Nela, tratan a sus hijos como a bestias de carga, figurémonos como tratará a una desdichada y recogida.

En fin, la novela es genial. Y pienso que, si ella hubiera superado sus sentimientos, el doctor sí hubiera hecho por ella lo que nadie más. Además él la quería realmente ayudar. No como una caridad, sino con verdadero interés.



Benito Pérez Galdós nos hace reflexionar sobre un montón de cosas:

De lo injustos que a veces somos con personas que nunca nadie se ha esmerado en darles el mínimo de educación y juzgamos a la ligera (como la Nela).

Así mismo nos enseña a que distingamos a esas personas despreciables que engañan con su bondad hipócrita (como Sofía), “mientras no cambien”.

Nos remarca la importancia de la educación (y lo hace contándonos como el doctor y su hermano, siendo pobres, se esforzaron cuando eran pequeños para ser personas de valía).

La ignorancia por carencia y el poco compromiso con el que a veces decimos promesas, y el daño que se produce al no cumplirlas (como Pablo y su promesa de permanecer siempre junto a la Nela, y luego no ser verdad).

También nos demanda a que nos pongamos a pensar en cómo juzgamos a veces las cosas cuando no sabemos las causas (como juzga la prima del ciego, Florentina, a Nela y dice que, es una desagradecida cuando no acepta su buena voluntad de ayudarla. Pero los lectores sí sabemos que no es por desagradecimiento, sino por el dolor que siente al tener que estar junto a él y amarlo tanto).

También nos presenta la acción descastada de los dos hermanos Penáguilas, parece que no tienen ojos más que para sus ombligos y se muestran avariciosos sin disimulos.

Y cómo no, nos muestra la coherencia de Teodoro Golfín, “medica y humana”. Él es quien nos remarca muy bien como en aquella sociedad “es” la diferente gente y clases. Iban unos por uno y otros por otro lado, sin darse la mano.

Los unos creyéndolo tener todo…daban asco. Y los otros no teniendo nada…daban pena.

No es tan diferente el mundo hoy, o sí? Bueno lo que importa es la reflexión que nos hace hacer este gran escritor, y mucho más que eso, con esta novela.


3 comentarios:

ElPoeta dijo...

Espero que disfrutes de estas fiestas con la gente a quien quieres y que en este nuevo año podamos seguir unidos compartiendo sentimientos e ilusiones a través de las palabras. Besos,
V.

marvision dijo...

Lo mismo para ti, Felices Fiestas
Marimar

Natasha dijo...

...Hola mi Marimar!!! ¿cómo estás hermanita?

vengo llena de regocijo a entregarte mis mejores deseos y bendiciones para que todos tus proyectos en este nuevo año que se avecina llegue ha buen suceso...

¡¡Felices Fiestas!!! espero ke la navidad la hayas pasado genial en unión y compañía de tu hijo Moisés y demás seres queridos... y que el resumen del año que concluye haya sido de lo mejor, en frutos y satisfacciones

Sabes? hace tiempo leí Marianela, me hizo llorar y quede fascinada por la profundidad con que el autor permite ver la intensidad de los sentimientos humanos así también como lo cruel y despiadado del egoísmo y la miseria humana. Y ahora ke leí tu comentario y análisis lloré a mares porque es como si pusieras el dedo en la llaga. Una gran enseñanza. Me identifico plenamente con la Nela y no quisiera jamás, pero ni por asomo tener una actitud ingrata y poco sensible como la del "señorito" Pablo, que más le hubiera valido seguir siendo ciego de ojos y no de corazón

Gracias por tu aporte, por esta valiosa reflexión a la que me has llevado

Que Io Soy, YHVH te cuide y te proteja siempre. La paz, la armonía y el amor de él estén de de perenne presentes en tu vida, mi amada y siempre recordada, amiga y hermana de mi alma

Te quiero muxxox

Naty