lunes, octubre 11, 2010

Isabel, entre el cielo y el infierno

Isabel Pantoja se unió a Julian Muñoz (ex alcalde de Marbella) implicado en un caso de corrupción, “el Caso Malaya”. El día 14 de Octubre de 2010, Isabel debe comparecer y depositar 3,68 millones de € como fianza. Mejor será que los que lean este artículo lo veáis y leáis por vosotros mismos:

http://www.ondacero.es/OndaCero/Pantoja-por-supuesto-soy-inocente/11679205_21

Ni en sus peores sueños Isabel podía imaginarse, hace unos pocos años, lo que la esperaba al día de hoy.

Siempre me pareció una estrella del firmamento. Ha sido durante mucho…mucho tiempo una de las famosas mejor pagadas allá por dónde iba. He de reconocer que me fascinaba su empaque, su pose, su creatividad, su fuerza. Se transformaba y parecía una reina en el escenario.

Y también tengo que reconocer que estoy triste. Si. Porque de alguna forma ha roto un sueño. Cuando algo deslumbra así, siempre pienso que es la parte buena del mundo y me apoyo en ello para pensar que no todo es sucio y cochambroso. Donde cada día hay tanta violencia, tanta guerra, tanto engaño, tanta trampa, etc…de vez en cuando surge una bella flor entre tanta inmundicia. La caída de Isabel entre lo más cutre que pueda existir…es la destrucción de un sueño, sobre todo para muchos que la teníamos por encima de esa inmundicia. Y si ella que era rica, poderosa, famosa, no supo valorar quien era y lo que estaba en juego al arriesgarse, acercándose a lo corrupto e implicándose en ello…¿que dejamos para la mayoría de mortales que a veces por necesidad y otras por ignorancia se meten en trampas para toda la vida?

No pienso juzgarla, ya tiene su propio castigo sin que nadie lo haga. Pero lo que si me queda claro es que, cuando un ídolo cae por los suelos el mundo parece un poco peor.

Y lo fácil es, “hacer leña del árbol caído”. Ahora es muy fácil hacerla daño. Sale gente deshonesta de su entorno y dañan una y otra vez su maltrecha imagen. En fin, una pena todo.

2 comentarios:

Alhami dijo...

.


...desafortunadamente los ídolos tienen los pies de barro, por lo que son susceptibles de desmoronarse, sobre todo en aguas turbias...

El fruto fácil a cualquiera tienta, es la maldita ciencia del bien y del mal, cuyos frutos son dulces y amargos... no obstante no hay que perder las esperanzas de una restauración...


Te dejo besos con mucho cariño

marvision dijo...

El cielo sabrá porque hizo lo que hizo.
Podrá demostrar su inocencia, o no, en el caso que le imputan, pero su grandeza...no creo que pueda llegar donde estaba.
Era un ser intocable, dotada de un poder que le dio una gran trayectoria.

Ahora esa trayectoria se ha nublado con todo lo vertido.

Difícil lo tiene

Saludos amiga