sábado, julio 09, 2011

Fenómeno televisivo y otras yerbas

Es fácil reconocer lo que persigue ésta que fue -Gran Hermana polémica- Aída Nízar. Su trayectoria desde entonces ha sido un despropósito de acciones para engancharse a la TV, y a fe que lo ha logrado.

Suele decir: -He nacido para ser comunicadora- y cosas similares. Lo que no se yo es si era ésta la imagen que ella tenía con respecto a sus deseos. La cola que arrastra hoy día es tan pesada, tanto, como la cruz del Calvario, que ella solita se ha fabricado.

Desde que salió del programa G.H. 2003, y empezó a hablar aquí y allá, pensé en ella como una persona torpe y necia. Decía que hablaba con Dios, sin embargo iba mendigando aprecio, respeto, amistad a todos.

Hace unos años tuvo el infortunio de insultar a un paralítico en el programa “Crónicas Marcianas”, y se la catalogó como -lo peor-. Desde entonces todo ha sido una pendiente hacia abajo. Ella no sabía cómo sacarse el sanbenito de encima, por eso quiso ir a “Supervivientes 2011” y demostrar que era una persona amigable (dicho por ella misma). Pero no estaba de Dios que lo consiguiera. Insultó a casi todos sus compañeros de isla y ellos la hicieron el vacío.

Fue la primera expulsada por la audiencia y, tras ir saliendo los otros integrantes…todos la catalogan como una persona “no grata”. Por ese motivo volvió a pedir ser introducida en la isla, no para llevarse ningún premio, sino para una vez más…tratar de hacer amistad de los que estaban allí. La organización se lo permitió, ya que sus intervenciones hacían subir la audiencia.

El primer contacto, y se ha llenado de éxito –nefasto, pero éxito no obstante- . Aída hoy es conocida por casi toda España a causa de lo que ha protagonizado con una concursante, Rosa Benito, cuñada de Ortega Cano.

Rosa no sabe nada acerca del accidente que tuvo hace unos días el torero, ya que ella fue a la isla antes del desgraciado suceso. (Allí les mantienen aislados y sin información). Aída en su encuentro con Rosa le ha hecho preguntas acerca de su cuñado que Rosa ha contestado inocentemente, ya que no sabe nada.

Este hecho ha suscitado insultos y mogollón de trifulca; en la gala del jueves día 7 de Julio; entre el presentador, (Jorge Javier Vázquez), la susodicha (Aída) y la madre de la susodicha (Mª Ángeles). Las escenas no tienen parangón por las “divinas” palabras que unos se prodigan a los otros. Si hubiera que calificarlo con un término, diría: Vergüenza bochornosa y ajena, es lo que sentí…por todas las partes

Sin embargo, ese suceso, ha subido la audiencia más de 34 puntos por encima de lo normal, es decir, con respecto a cualquier otra gala. Cosa que TV5 sabía que iba a suceder perfectamente en cuanto se produjeran las imágenes de la conversación acerca de Ortega Cano.

Los telespectadores con la crisis, el paro, la falta de dinero para vacacionar y la mediocridad de sus vidas…están con ganas de carnaza. Ya tienen a alguien a quien culpar y descuartizar, en la compra, en la peluquería, en la playa, en el barrio, etc. Ya tiene piñata a quien atizar y descargar su odio sin remordimiento porque….

….Aída es “la mala-malísima”…mientras TV5 hace caja

Y a los que sacan, sacaron y sacarán provecho de todo esto; les digo: ¿Dónde parará todo esto? ¿Hasta dónde vale todo?

No hay comentarios: